viernes, 24 de junio de 2016

No olvidemos lo importante

Llevo unos días dándole vuelta a una situación desagradable que llevo mucho tiempo observando. La encuentro en cualquier lugar, en cualquier momento y cualquier tipo de persona. Creo que es fruto de la mala memoria o de la falta de empatía, o incluso una mezcla de ambas. Nos duele a ti, a mí y a todos, así que tendríamos que hacer algo. Hablo de deshumanizar todo lo que vemos y no darles el valor que tienen. Me explico.

Ahora mismo estoy sentado en un cómodo sillón, con la piernas sobre una mesa y escribiendo en mi portátil. Todo esto ha sido ideado y construido por personas de las cuales no se NADA. Sería fácil para mí decir "vaya mierda de mesa demasiado baja, el portátil va lento, el sillón es incómodo... yo lo hubiera hecho mejor". Si lo hubieras hecho mejor HAZLO, esa frase no vale ni media pipa de pimiento. Pero traslademos esto a los eventos deportivos, que es lo mío.

TODO lo que vemos en un evento deportivo lo han hecho PERSONAS. Esa valla mal colocada, ese tramo mal balizado, esa entrega de premios desordenada... TODO. Son muchas personas las que hay detrás de un evento dejándose tiempo, ilusión y sudor en que los usuarios de ese resultado final disfruten lo máximo posible. Esa carrera de puta madre en la que has participado es gracias a todas y cada una de las personas que han estado detrás, con sus circunstancias que desconocemos, así que qué menos que agradecerles el trabajo y felicitarles. En esa prueba que tenía mil fallos y dijiste que era la peor carrera en la que nunca habías participado, CUIDADO, estás tirando abajo todo el trabajo de decenas o cientos de personas con tu crítica destructiva. Si viste algo mal es bueno que lo digas, lo mismo llevo haciendo bastante tiempo desde este blog, pero siempre intenta ofrecer una solución y no lo dejes en el aire "para que se jodan". Este es el problema que llevo tiempo viendo, estamos deshumanizando lo que vemos y eso es un error grave porque lo mismo pueden hacer con todos nosotros, y no veas como duele que te tiren abajo todo tu esfuerzo porque el resultado no ha sido el esperado.

Foto de la Media de Vecindario 2014

Con esta breve reflexión espero que miréis los eventos desde otra perspectiva. Ahora que lo vivo desde dentro es algo que he descubierto y que creo necesario que todos tengamos en cuenta. No miréis vallas, arcos, lonas, carpas, conos... mirad a las personas que han hecho eso posible.

miércoles, 22 de junio de 2016

Vuelve el ROCK

Tras un mes de inactividad bloguera y runneril estoy eufórico, feliz e ilusionado, ya suena el Highway to Hell de fondo. En julio vuelve el ROCK, y lo hace de una manera absolutamente apasionante, desde la casilla todo empezó. Amigos y amigas, este zagal vuelve a la montaña, y lo hace más motivado que nunca.

Recuerdo aquel 2013 donde me decidí a correr mi primera carrera popular. Nunca he sido de comienzos ortodoxos, así que participé en los 26km de la Tinajo X Race con la bolsa del corredor a la espalda. La incomodidad y la nula preparación me hicieron sufrir como un niño esperando a su madre en la cola del supermercado, así que me prometí que la cosa no se quedaría así.

Sin comentarios...
Foto de xotto.es

Al año siguiente mi delirio crecía y, con él, mis objetivos irreales. Corrí 21km en el Trail Día de Canarias con mi colega Obrian, al golpito y sin forzar más de la cuenta cruzamos la meta. Como me sentí bien en esa carrera me atreví con los 54km de la Tinajo X Race entrenando en la piscina (por aquel entonces hacía travesías). Correr con el ego a cuestas es cada vez más jodido según pasan los kilómetros. Las cosas no podían quedar así.

Igual de jodido, pero más molón!!
Foto de James Mitchell

El trail volvió a mi calendario ese mismo año en los 24km de la Isleta Extreme, en medio de mi locura maratoniana mis piernas respondieron completando un buen papel. Aún así estaba lejos de mi nivel, pero yo eso ahí no lo sabía, estaba satisfecho con el resultado.

Menos jodido pero más molón aún!!!!
Foto de Ramón Grosso

En 2015 caí de cabeza. casi sin querer, en los 33km de la Trangrancanaria 2015, tras dos maratones que me habían mermado físicamente y con la cabeza puesta en la tercera. Acompañé a mi amiga Vigi en su aventura sin forzar físicamente, así que las sensaciones no fueron malas. Aún así me quedé con las ganas de probarme.

Creo que aún tiene la pulsera puesta!!

Ya en 2016 volví a ponerme en la línea de salida de la montaña, de nuevo con una preparación insuficiente para la exigencia de la misma, corrí los 40km de La Ruta de Los Molinos en febrero. Demasiados kilómetros para un cuerpo que solo tuvo gas para la mitad...

Como me jode ver esto... pero volveré!

Como veis mi periplo por la montaña ha tenido más de amargo que de dulce, así que esto no va a quedar así. Vuelvo a la montaña, y esta vez lo hago para dominarla. Se acabó eso de ser finisher, quiero competir y dar guerra, quiero sentirme fuerte y para ello voy a estar muy bien acompañado. Cuento con la preparación de MAS TRAINING VEGUETA, que se ha ganado mi total confianza tras ese 38º puesto de la general en los 10K de Vegueta rozando el SUB 40' en apenas mes y medio de duros entrenamientos. Siento la mejoría en cada entrenamiento, el trato personalizado es inmejorable y los resultados acompañan, no hay motivos para cambiar. Además, KASTHOR SPORT me dará soporte textil en esas aventuras donde la comodidad y la recuperación serán vitales. La experiencia con ellos ha sido inmejorable, así que mi confianza sigue siendo ciega.

La mejoría con MAS TRAINING VEGUETA ha sido sobresaliente.

Pero vamos a lo que interesa: LOS OBJETIVOS. A meses vista es difícil saber a qué puedo aspirar, pero como poco estaré en la línea de salida del TRAIL AMAGRO (13km) el próximo 15 de agosto y en la HARÍA EXTREME MEDIUM (23km) el 19 de noviembre. En diciembre pretendo participar en otra, pero aún queda mucho por llover para decidir en cual. 


Estas son las novedades amigos, además mañana estaré en los 7km de la CARRERA NOCTURNA NOCHE DE SAN JUAN en Gáldar. No he corrido casi desde la 24h RUN y estoy fuera de forma, así que no me esperéis pronto en meta que seguramente estaré llevando mis pulmones en carretilla...

*ACTUALIZACIÓN: Durísima carrera que tenía de llano y asfalto lo mismo que yo de jugador de hockey. Tardé unos 32-33 minutos sufriendo mucho más de lo esperado, que ya de por sí pensaba que sería mucho.

- TAKE OVER CONTROL -
Foto de Miriam Herdel