lunes, 23 de mayo de 2016

Crónica II 24h RUN


DE LOCOS. Se me ocurren muy pocas formas de iniciar la crónica de un evento que ha dado tanto de sí.  La segunda edición de la 24h RUN prometía risas y sufrimiento en cantidades industriales, y cumplió. Bienvenidos a este espacio donde relataré mi experiencia de uno de mis eventos favoritos donde el running alcanza su expresión más pura. Vamos allá.

Como muchos sabéis, desde hace ya más de un mes pertenezco a la familia de Top Time Eventos, la cual combina dos de mis grandes pasiones: el deporte y tratar con todo tipo de personas. Me encanta conocer gente y me flipan los eventos deportivos, por ello ya me habéis podido ver, y me seguiréis viendo, dando mi 110% en cada evento para que todo lo que esté en mi mano salga lo mejor posible. Me he adueñado del crono de muchas de las últimas pruebas del calendario como los 10km Ciudad de Telde, Circular de Cardones o la Media Maratón Fundación Puertos de Las Palmas. También, por ello, apenas me inscribiré en pruebas al tener que estar al otro lado en muchas de ellas, aunque seguro que en alguna me escaparé... Uno de estos casos excepcionales fue la II 24h RUN, en la cual aproveché la longevidad de la prueba para combinar trabajo y participación. Ahora que ya estáis en contexto, empezamos la crónica de verdad.

Mi 24h RUN empezó cuando sonó el despertador a las 7 AM del día D. Había que montar todo el tinglado del cronometraje, así que a las 7 y media ya estaba en el Romano. Los amigos de Wonka Producciones, los voluntarios de Grupito 33, Sonocom y más equipos estaban ya allí adornando el parque. No tardamos mucho en montar, así que ya estaba todo listo para el inicio de la prueba. Algunos amigos de mi equipo LOS QUE QUEDAMOS TERCEROS empezaban a llegar al parque mientras se disputaban las pruebas infantiles. El objetivo estaba en superar las 309 vueltas de la pasada edición, pero tampoco perderíamos el sueño si no lo conseguíamos. 

Todo montado y listo para 24h NON STOP!

La prueba dio inicio y las horas empezaron a transcurrir. Un lujazo contar con la recordwoman española de 50km, 6 horas, 100km, 24h, 48h y de 6 días, entre muchos otros espectaculares registros, Cristina González. Con ella venían muchos más atletas internacionales con España en el ultrafondo que le daban al evento un salto de calidad importante. Además, los equipos se sumaron a la táctica del molinillo prácticamente desde el principio de la prueba, lo cual hizo subir el contador de vueltas a una velocidad endiablada. Este año se contó con dos dorsales para la modalidad de equipos, uno con chip para los relevos y uno individual para identificar a cada componente, con el fin de evitar la inclusión de más participantes de los oficialmente inscritos. Esto provocó algún lío en los relevos, lo cual creo que hace que se tenga que revalorar esta opción para la próxima edición. De lo que no cabe duda es que toda la zona de avituallamientos, carpas y demás, estaba mucho mejor organizada que el año pasado. Un acierto trasladar todas las carpas de los equipos al final de todo el dispositivo organizativo.

Caía el sol y con ellas las vueltas. Mi equipo iba con una media superior a la del año pasado, pero en la décima posición masculina. Bestial el salto de calidad en esta categoría, en la cual tengo la teoría de que muchos hicieron equipo al ver los toletes que quedamos terceros el año pasado. Ya conscientes de nuestras posibilidades, nos centramos en disfrutar mientras dábamos todo en cada vuelta, siempre intentando quedar lo mejor posible. Pancho llevó una pizarra para apuntar la estrategia cuya finalidad real era el puro cachondeo. 

Ya de noche, me tocó a mí ponerme la ropa de faena y empezar mis turnos. Entre las 22 y la 1, estábamos Juanmi, Ari y yo dándonos relevos de 5km. Rodé los dos primeros turnos a 4:14 min/km, sorprendentemente cómodo. Luego hicimos uno de 3km para completar esas 3 horas donde rodé a 4:18 min/km, ya algo más cansado. En mi cabeza, estaba descansar 2 horas y luego volver al ruedo, pero ante la falta de compañeros en esas franjas horarias, seguí rodando a ritmos más bajos en busca de economizar lo máximo posible. Corrí un relevo de 3km a 4:37 min/km y dos de 2km a 4:46 min/km y 5:01 min/km. Ya el cuerpo pedía descanso tras 20km entre las 22:30 y las 03:40 rodando alegre pero sin llegar a darlo todo sabiendo que al día siguiente había que dar más. Una lástima ese poco descanso porque me veía para correr siempre por debajo de 4:30 min/km tras esos 3 primeros turnos, pero a pesar de todo me quedé muy satisfecho con el rendimiento que fue muy superior al dado el año pasado. A las 4 fui a dormir un poco, con las piernas latiendo y sin muchas ganas de poner el despertador. Entre todas estas horas el ambiente fue espectacular y un lujazo poder charlar con muchísimos amigos del mundillo que no se perdieron la gran cita. 

Siempre un gustazo compartir terreno con un gran amigo...
GRANDE MORETE!!

Aún quedaba mucho por vivir. A la hora de sueño mi equipo me despierta para dar un relevo de 2 o 3km, a lo cual mis gemelos responden subiéndose como locos nada más ponerme en pie. Tras colocarme las medias compresoras, de las cuales hablaré al final, fui a ayudar al equipo, aunque finalmente llegó Ale y no tuve que forzar más la maquinaria. De nuevo, acudí a mi cita con el sueño.

Tras poder dormir unas 3 horas de forma intermitente, como dándome relevos a mí mismo, me reincorporé a la vida consciente con las piernas cargadísimas y el cuerpo entumecido. Tantas horas con la cabeza activa mientras cronometras te deja el coco muy tocado, y si a esto le sumamos el cansancio físico de correr 20km el resultado es algo muy parecido a una piedra. Tras comprobar que todo seguía su curso con normalidad, acudí al banco oficial del equipo listo para dar un par de vueltas. Ya estaba claro que conseguiríamos superar el registro del año pasado, a pesar de ir 10º masculinos de 13 equipos, así que estábamos contentos a pesar del cansancio. Di un par de relevos de una vuelta y luego un último de 2 donde eché el resto. 

En ese último kilómetro echando el resto!
Foto de Josune Imaz Zanguitu

"Última vuelta, última vuelta..."
Foto de Solorunners GC

Ya quedaba menos de una hora para el cierre de la carrera, así que fui a la piscina a aliviar las piernas (¡cómo lo agradecí!) y luego a meta para poder retirar los dorsales una vez se cumpliera el tiempo oficial. Las 24h llegaron a su fin, y con el crono a 00:00:00, empezaron a llegar todos los ganadores del día. Muy emocionante esas llegadas de los equipos unidos y los valientes individuales tras un día increíble de running. Me dio mucha pena no poder entrar con mi equipo, pero no se puede estar a todo.

El día llegaba a su fin y tras estar todos en meta, devolví los dorsales individuales a sus dueños para que lo tuvieran de recuerdo (qué menos). Preciosas las palabras de Cristina González que fueron agradecidas con varios aplausos, un lujo poder haber contado con ella de madrina. Se entregaron los premios y se despidió una edición memorable que quizás para mí no tuvo la misma intensidad deportiva que el año pasado con la consecución in extremis de la tercera plaza, pero sí la viví con mucha más tensión por esos momentos que tuvimos que gestionar varias incidencias con la clasificación. Los problemas con los tiempos fueron la suma de errores en los relevos (relevar con el dorsal que no tiene chip) y el mal uso del dorsal con chip (llevarlo estrujado en la mano o colgárselo en el hombro hace que se pierda fiabilidad en la pitada, así que esos segundos que algunos quisieron ganar no colocándose el dorsal correctamente, cabe la posibilidad, de que hayan obtenido como resultado una vuelta no registrada, ¡y se avisó varias veces!). A esta conclusión se llegó al detectar muchas de estas incidencias in situ y también porque en la modalidad individual, donde siempre tenían bien colocado el dorsal en la parte delantera, no hubo ningún problema en toda la prueba. Para próximas pruebas tenedlo en cuenta, dorsal siempre delante y no coloquéis objetos por delante del mismo cuando paséis sobre las alfombras (como parar el reloj gps justo al cruzar la meta sobre las alfombras que es lo más habitual) para no tener la mala pata de interferir en la señal y perder el tiempo. 

Ya con todos los corredores enfilando la cama, tocaba recoger y ¡joder cómo dolía todo! Nada más llegar a mi casa caí redondo en la cama durante 5 horas (que hasta pocas fueron). Agotador fin de semana del cual estoy muy satisfecho con el resultado del evento y espero que todos hayan salido tan contentos como yo. Felicidades a Prohibido Rendirse y a The Tribs por esa brutal lucha durante 24h que se decantó por el lado de los primeros. Por supuesto a Eduardo y a Eva, ganadores individuales a los cuales me quedo sin palabras ante su fuerza. Felicidades a los Campeones de Canarias de 24h, Mariló y mi colega Abraham, muy grandes. Felicidades a TODOS los que corrieron, sea cual sea la distancia, porque todos sois ganadores y todos merecéis un trocito de trofeo. Repito lo que dije al principio, este es uno de mis eventos favoritos y el año que viene quiero volver a estar de la forma que sea. Me voy de la II 24h RUN con muchos más locos que se han unido a mi gran familia runner, que es cada vez más inmensa y maravillosa. Un fortísimo abrazo a todos, muchas felicidades de nuevo por todo y millones de gracias por hacer que este motivado sonría tanto cuando recuerda cada segundo de este fin de semana. 

NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA EDICIÓN

MEDIAS COMPRESIVAS: Si seguís desde hace tiempo, nunca me habréis visto con una medias compresivas puestas. Jamás había probado ningunas y no ha sido hasta hace muy poco que la nueva marca canaria de ropa compresiva KASTHOR se  puso en contacto conmigo para darme unas prendas y así testarlas (¡MIL GRACIAS!). Estoy alucinando con lo bien que me han venido estas medias, lo rápido que pude recuperarme de la noche a la mañana para poder seguir corriendo, lo bien que transpiran, lo cómodas que son... Todo fueron ventajas, pero no quiero extenderme. A lo largo de esta semana escribiré una entrada hablando más en profundidad de mi experiencia con estas medias y también la camiseta que habéis visto en mi foto con el gran Morete. ¡Solo puedo adelantaros que ha sido muy positivo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario