lunes, 25 de abril de 2016

Mi nueva vida sin dorsales

Hola amigos, como veis hace tiempo que no paso por aquí y subo muy poco contenido al resto de redes. Esto es porque el tiempo libre que tengo lo invierto en descansar y no me apetece demasiado ponerme a escribir. Pero bueno, he encontrado un ratito y os voy a explicar mi nueva dinámica de entrenamientos.

Se acabaron los dorsales por un tiempo. No sé la duración exacta, pero ya os digo que solo la 24h RUN tiene mi nombre en la lista de inscritos y será más una fiesta que una competición. Mis entrenamientos ha sufrido una fuerte modificación, donde ahora tendré 3 entrenamientos obligatorios y 3 opcionales que podré mover libremente durante la semana para poder compaginarlo con las prácticas del ciclo. Bajo la supervisión de David Morant de Mas Training Vegueta, trataremos de crear una buena base para que, si surge alguna prueba, podamos pasar directamente a la parte específica. Entrenaré menos y más suave, pero seguro que lo disfrutaré muchísimo al no tener que sacar la lengua cada semana.

Nos vemos en la 24h RUN!!!!

Ahora mismo me encuentro sumergido en una nube de decisiones con respecto al ámbito académico y laboral. El futuro se va dilucidando pero aún no hay nada firmado, así que toca priorizar y dejar los entrenamientos en un segundo plano. Seguiré escribiendo en el blog y demás redes, pero con menos frecuencia a la que llevaba meses atrás. Nos veremos seguro por la avenida, el Romano y muchos eventos deportivos de toda Canarias, así que no os vais a librar de mí tan fácilmente.

Un abrazo y a seguir disfrutando de esto de VIVIR!!

lunes, 11 de abril de 2016

Crónica Corriendo por Vegueta (10km) 2016

El que avisa no es traidor. Dije que estaba mejor que nunca y que iba a por todas. No defraudé. Vegueta ha sido testigo de una de las mejores carreras de mi vida, si no la mejor, y pedazo de escenario para ello. No quiero adelantaros nada, vayamos por partes. Bienvenidos a la crónica de Corriendo por Vegueta 2016. Espero que disfruten leyendo, como mínimo, la mitad que yo escribiéndola.

Todo listo!!

Ya era el Día D y los nervios y la emoción iban en aumento. Soy una persona muy pasional y si algo me ilusiona estoy todo el tiempo con la cabeza puesta en ello, no lo puedo evitar. Aprovechando un paseo matutino, me acerqué a Vegueta a ver el montaje de todo el dispositivo de salida/meta. La emoción iba en aumento, saludé a algunos amigos y ya estaba deseando que fuera la hora de la salida. Llegué a mi casa y comí a las 15:30 un plato de macarrones con aceite de oliva. Hasta la carrera a las 21:30 ya no comería nada más para estar perfecto de estómago. Eso sí, cada 10 minuto estaba bebiendo algo de agua, vital la buena hidratación. Preparé todo y me puse a ver reportajes de Informe Robinson que tenía pendientes, los de Javier Gómez Noya, Toni Bou, Balones Parados, Ramón Arroyo, Rafa Nadal y Pau Ribes, todos recomendadísimos. Después de la maratón de motivación se hizo la hora de prepararse y salir a ver la carrera de 5K previa a mis 10K. Por fin estaba allí, viviendo el ambientazo previo con la confianza por las nubes y las piernas preparadas. Empecé a ver buenos amigos y con ello las fotos para el postureo.

Pequeña parte de mi grandísima familia runner: Pancho, Juanmi, yo mismo, Fran y abajo Aarón!

Terminó el 5K y me puse la ropa de faena. Fui a calentar con algo de trote suave y algunos cambios de ritmo progresivos en intensidad. Las piernas iban como la seda, la concentración era plena y las sensaciones eran inmejorables. Entré al cajón general por detrás y fui pidiendo paso para colocarme en la primera o segunda fila del mismo. La gente muy amablemente me fue dejando espacio, incluso algunos reconociéndome y deseándome suerte. La motivación seguía aumentando hasta límites insospechados. Me coloqué en segunda fila y flipaba con estar tan cerca de los máquinas, sentía hasta vértigo. El cajón élite avanzó hasta la salida y luego nosotros. Nos unificaron a pocos segundos de la salida y estaba situado en tercera fila, a nada del arco. La concentración y la motivación al máximo, el GPS preparado, el físico mejor que nunca... es el momento, 5 segundos, esto empieza.

¡¡SALIDA!! El inicio es cuesta abajo y es difícil no acelerarse. Muchos participantes me pasan como motos y pienso "o me he colocado muy delante o a la gente se le está yendo de las manos...".  Viendo las fotos posteriormente con los dorsales de los que me rodeaban me di cuenta que sí me puse una fila más adelante de lo que debería. Mil perdones!! Espero no haber estorbado mucho!!

Pura concentración
Foto de Víctor Milán

Giro a derechas y los ritmos se van normalizando. Miro el Garmin y marca 3:30 min/km. "Pero qué cojones!! Si me siguen adelantando!!" pienso mientras aminoro el ritmo poco a poco. Esto solo acaba de empezar y no quiero pasarme de rosca.

Afloja o petas!
Foto de Alejandro Pérez Sánchez

Paso el primer kilómetro en un brutal 3:48 min/km gracias al desnivel negativo. Me fijo en el ritmo y lo establezco entre 4:00-4:05 min/km, al encontrarme muy cómodo, varios segundos más rápido de lo previsto. Paso por Triana y subo Malteses aguantando el nivel de esfuerzo, que mantengo pasando la Plaza Alameda de Colón. Muchísima gente en el inicio de Ramón y Cajal animando con fuerza. El ritmo sigue siendo ambicioso pero se reduce al picar ligeramente para arriba la calle. Estoy con un grupito de 3-4 corredores y la primera fémina está delante a muy pocos metros. Me encuentro muy bien, cómodo dentro del esfuerzo y muy concentrado. El Garmin me vibra al pasar por cada kilómetro, a pesar de que había desactivado las notificaciones, y eso me ayuda a estimar el tiempo final. Durante todo el circuito cada kilómetro era un mundo, podéis verlo en Garmin Connect. Subimos otra fuerte cuesta y luego recuperamos lo perdido cuesta abajo.

El desnivel añadió dureza al objetivo.
Foto de María Morant

Tras unos pocos giros estamos en el punto de retorno por los juzgados. El grupo se va separando y uniendo según las sensaciones de cada uno. Nos animan con mucha fuerza a un kilómetro de la Catedral al tener a la primera clasificada delante y eso nos motiva mucho.


Si sales bien en la foto, es que no lo estás dando todo.
Foto de María Morant

Pasamos la primera vuelta en 19:50 aproximadamente, lo cual me hace pensar en bajar de 40'. Sigo flipando con el ritmo, con las buenas sensaciones y con el ambientazo que hay durante todo el circuito. Voy de puta madre y así se lo hago saber de un grito a Jorge, mi buen amigo voluntario que me pregunta como voy en la paralela a Triana. Acabo de adelantar a la primera femenina y me siento con fuerzas para aumentar el ritmo, pero lo mantengo conociendo las dos cuestas que aún me quedan por subir. Paso de nuevo por Triana y Malteses. El grupo sigue más o menos compacto hasta que por Ramón y Cajal uno de los integrantes aumenta el ritmo. Sigo fiel a mis sensaciones y me mantengo, nos queda una cuesta muy dura y las piernas no están tan frescas. Efectivamente la cuesta se pega más que todas las demás y luego en la bajada falta frescura. Apenas quedan 2 kilómetros y quedamos 3 en el grupo. Giramos en los juzgados y aumento ligeramente el ritmo, pero no me excedo para poder darlo todo en los metros finales sin flaquear. Casi sin casi darme cuenta estamos a solo dos giros de la meta.


Parece que voy fresco pero no...
Foto de Canarias7

Uno de los integrantes del grupo de dice "venga Claudio, a por marca". ¡Qué cabronazo, cómo me motivó! Fue como si le diera a un click y sin pensarlo aumenté el ritmo considerablemente en la cuesta previa a la recta de meta. En el giro estaba el equipo Mas Training Vegueta animándome y lancé un grito guerrero mientras esprintaba con todas mis fuerzas. Sentía que volaba.

Durísimo cambio de ritmo a nada de cruzar la meta!
Foto de María Morant

No sé si alguna vez he corrido tan deprisa pero sabía que estaba colocando el broche de oro a 7 semanas de duro trabajo. Vi a lo lejos que el crono apenas superaba los 40 minutos y apretando lo dientes crucé la meta con un tiempazo de 40:18 con unos metros finales apoteósicos.

Cabeza bien alta!!
Foto de Canarias7

No me lo acababa de creer, la carrera soñada se había cumplido con un disfrute ilimitado. Recogí el avituallamiento de meta y agradecí a los voluntarios estar allí colaborando, qué haríamos sin ellos... Una vez más relajado hice balance:

Arriesgué saliendo a un ritmo superior al 4:10 min/km previsto, y salió bien. Tenía planeado apretar en los últimos 2km pero lo dejé para los 200m finales para que el sprint fuera más explosivo ya que había corrido más rápido durante todo el circuito, y salió bien. Me la había jugado diciendo que iba a por el TOP 50 de los 1000 y pico participantes y, finalmente, acabé en la posición 38. Aún no me lo creo. Contentísimo con mi participación, orgulloso de los frutos al trabajo bien hecho y con muchas ganas de seguir en esta línea ascendente. Comparad con la carrera del año pasado y flipad conmigo con el cambio, soy otro.

Con respecto a la organización, creo que ha sido muy buena pero al aumentar la cantidad de participantes hay algunas cosas que pulir. Aquí van algunos PROS y CONTRAS que, a mi juicio, encontré:

PROS
- Cambio de circuito. Medía 4,95km en lugar de 5km exactos pero esto es una nimiedad. El cambio ha sido a mejor y el año que viene hay que repetirlo sin duda.
- Ambiente. De lo mejor de la carrera, hacer el 5km y luego el 10km para mí es un acierto que ha de mantenerse.
- Bolsa del corredor. Completísima con mes de gimnasio gratuito incluido.
- Voluntarios. Cómo no, siempre están ahí.
- Trato por redes sociales. Siempre pendientes de cualquier duda, como debe ser.
- Concierto. Vi el de unos chavales antes del 10K y estuvo cojonudo!!
- Proyecto Lifemotion. Emocionante poder ver cruzar la meta a personas que muchos denominan "discapacitadas" pero que opino que están mucho más capacitadas que muchos de los "capacitados".

CONTRAS
- Lenta recogida de dorsal. Al ser más participantes hay que aumentar los puestos de recogida y dividirlos según dorsales o apellidos dentro de las distintas modalidades. Esto hará que se gane en agilidad.
- Camiseta. Creo que se ha de recuperar la camisilla de las dos pasadas ediciones, es un elemento diferenciador muy interesante con respecto al resto de carreras.
- No hubo seguimiento online por Tracking Sport. No pudimos ver los resultados instantáneos en el Tracking Sport como en las pasadas ediciones y eso nos hizo tener que esperar.
- Pocos baños. Con tantos participantes habría que añadir más baños portátiles para reducir el tiempo de espera.

Estupenda cuarta edición de Corriendo por Vegueta tras la cual no puedo más que recomendar a todos a subirse al carro en 2017. Muchísimas gracias a Wonka por la invitación y espero poder volver en la próxima edición a disfrutar de una de las mejores carreras de asfalto de Gran Canaria. Muchísimas felicidades a los cientos de ganadores. Mil gracias a todos los que me saludaron y animaron antes, durante y después de la carrera. Da gusto sentir tanto cariño.  Y cómo no, gracias a mi entrenador David Morant y a todo el equipazo Mas Training Vegueta por acogerme en su familia tan rápido, esto solo acaba de empezar. Espero que todos hayáis vuelto a casa tan felices como yo y con tantas ganas de seguir disfrutando de este fantástico mundillo. 


Nos vemos en la 24h Run!!

viernes, 8 de abril de 2016

El día antes - Corriendo por Vegueta (10km)

Mucho he cambiado desde aquella primera edición. Aprovecharé esta precarrera para repasar cómo he evolucionado como runner en los últimos 3 años. Permitid que me ponga algo melancólico, creo que el momento bien lo merece. Empecé a base de molestias, murazos y barbaridades. Pero uno aprende. Ahora tengo entrenador, un muy buen entrenador, que me hace la planificación, una muy buena planificación, y que cumplo con la mayor decisión posible, una muy buena decisión. Toca poner la guinda a estas primeras 7 semanas de entrenamiento con un carrerón, y por ello participo en una carrera que siempre ha estado a la altura de las expectativas, o que las ha superado. Una de mis carreras predilectas por todos esos buenos recuerdos que guardo de todas las ediciones que he participado. Volvemos de nuevo en este 2016 con nuevas y mejores piernas. Volvemos Corriendo por Vegueta. Así hemos cambiado y así planteo la carrera.

Ya queda lejos esa primera edición en 2013 donde subí a lo alto de un podio por primera vez. Fue una simple causalidad, eramos 3 o 4 en mi categoría y sonó la campana a pesar de que luego di una vuelta más. Mis entrenamientos se basaban en correr 4 o 5 días a la semana 10k de menos a más. Siempre el mismo recorrido, con el móvil en el brazo y cuanto más cansado acababa mejor consideraba el entrenamiento.  Al poco empecé a sentir molestias en la rodilla, pero yo eso aún no lo sabía.

Aquí tenéis a un joven tonto motivado
Foto de Juan Sosa

Pasó el tiempo entre lesiones, una buena mejora en natación, cambios en mi vida académica y mil cosas más. No pude participar en la segunda edición al estar en Lanzarote, pero a la tercera edición del año pasado no falté. El físico estaba mermado en plena temporada arrastrándome entre maratones. Había corrido Tenerife y Gran Canaria, con el consecuente desgaste. En pocas semanas me iba a Madrid a por la tercera y apenas podía correr sin dolor. Así que Vegueta era un test de dolor, sin importancia de crono. Aún así, todo fue mucho mejor de lo esperado.

Aquí tenéis de nuevo al tonto motivado, esta vez con el palo de la Gopro, más motivado aún...
Foto de Miriam Herdel

Es curioso, pero más o menos realicé el mismo tiempo en ambos años. Completamente estancado debido a la mala elección de objetivos y la evidente mala preparación. Así que acabé ese delirio maratoniano, me centré en verano y la cosa fue a mejor. Aún así, un mal inicio de 2016 me hizo sentar la cabeza. Tocaba ponerse en manos de profesionales. Mas Training Vegueta apostó fuerte por mí y les cedí toda mi confianza. Llevamos solo 7 semanas de adaptación y los resultados son más que evidentes. Me encuentro en el mejor momento de forma de mi vida, pero eso quiero certificarlo este sábado. No es un circuito para hacer marca, pero sí para empezar una nueva etapa de éxitos personales. No voy a ganar, ni mucho menos, pero sí a romper todos mis registros. Esta es la estrategia:

Hemos dividido el circuito según las cuestas, siendo las más pronunciadas la de la calle Malteses y la de Vegueta volviendo del edificio administrativo de la ULPGC. La idea es empezar y aguantar a 4:10 min/km hasta el final de esa segunda cuesta en la segunda vuelta, más o menos el kilómetro 8, y de ahí a meta darlo todo por debajo de 4:00 min/km. Por ello procuraré estar en la primera o segunda línea del cajón general, para evitar tapones que me hagan embalarme más de la cuenta adelantando y luego acabe pagándolo. El tiempo final pretendemos que esté entre 40 y 41 minutos, lo cual supondría mi mejor marca personal de largo. Si me veo fino para bajar de 40' ya sería la leche. Somos ambiciosos, pero no me obsesionaré con ello. El principal objetivo es acabar más rápido de lo que empiezo. Me atrevo a querer luchar por el TOP 50 de 1000 participantes. Igual se me está yendo la cabeza, pero me siento fuerte como para conseguirlo. Así que estoy listo para dar mucha guerra.

Vegueta me vio subir a un podio por primera vez en mi vida. Ahora quiero que me vea correr 10km como nunca. En Vecindario y en El Sebadal no me encontraba tan bien y dejé la media en 4:10 min/km siendo más de 10km, así que tengo motivos para ser optimista. Vamos a por ello. Mucha fuerza para todos y espero que nos veamos disfrutando y sufriendo, siempre a partes iguales.

¡NOS VEMOS CORRIENDO POR VEGUETA!