martes, 15 de diciembre de 2015

Isabelados - Corriendo contra el cáncer infantil

Todos tenemos una gran historia. Puede ser más o menos emocionante, épica o interesante, pero todos vivimos la gran historia de nuestra vida, y eso es innegable. Hoy os traigo una de esas historias que, a pesar de ser de apenas 2 años y medio, es tan bonita y emocionante como la de cualquiera de nuestros abuelos. Os hablo de Isabel Guerrero y de sus padres Daniel y Laura, que hoy nos enseñarán a vencer el cáncer infantil.


No quiero escribir lo mismo que he leído en varias publicaciones de Internet, por ello os dejo los enlaces que creo que mejor cuentan esta historia, y un vídeo muy emocionante que espero que veáis. El primero data del 11 de septiembre de 2014, escrito por Julian Porras, y parte del descubrimiento de la enfermedad hasta la creación del movimiento Isabelados. El segundo es del 25 de abril de 2015, donde Lorena G. Maldonado cuenta esta historia el día antes de que Daniel participara con su hija en la media maratón de la Rock 'n' Roll Madrid Marathon. Porque en algún momento de esta historia, a Daniel se le ocurrió ponerse a correr. Luego empezó a llevar a Isabel a las carreras que fue haciendo. Una San Silvestre, la II Carrera Médula para Mateo, la media de la RNR Madrid Marathon y... la Maratón de Valencia.


Un fotograma del vídeo que debéis ver

Aquí les dejo una pequeña entrevista que le hice a Daniel sobre esa primera experiencia en los 42,195km. Espero que la disfrutéis.

Claudio (C): ¿Qué pensabas en esos momentos previos a la pasada Maratón de Valencia? 
Daniel (D): En los momentos previos tenía miedo a no terminarla, a no poder acabarla, a que Isabel no aguantara las 5-6h en su carro (ya tiene 2 años y medio). Tenía miedo a no poder llevar la medalla a los padres de Isabella, una niña de 4 años, compañera de La Paz, que falleció este junio. Les había prometido a Sonia y a Martín la medalla de esa maratón. Se la había prometido a Isabella.

(C): ¿Qué tal estaba Isabel antes del pistoletazo?

(D): Isabel antes de la salida estaba muy tranquila. Habíamos madrugado y creo que sentía la importancia de la carrera para sus padres, e incluso para ella, pero estaba tranquila y expectante.

(C): ¿Cómo fue vuestra carrera?
(D): La carrera fue muy bien, hicimos la media en unas 2 horas, un ritmo muy bueno, hablando con la gente y disfrutando de Valencia. En el kilómetro 25 me encontré con el tan temido muro. Cardiovascularmente estaba nuevo, pero muscularmente estaba matado. Tenía una pubalgia "de caballo" debido a la postura anormal de correr con el carro, con mi cuerpo adelantado hacia delante y agachado. En ese momento estuve a punto de abandonar. Me encontré a mis padres y a mi mujer, y me dijeron que tirara un kilómetro más y probara. Entonces, en ese kilómetro de prueba, le pregunte a Isabel: "Isabel, ¿quieres que paremos de correr y tomemos una Coca-Cola con mama y los abuelos?" Y me dijo: "no papi, quiero medalla." ¡Imagínate! Le habíamos dicho durante toda la semana que íbamos a correr una carrera "Isabelados" y que cuando acabásemos ¡le iban a dar una medalla! ¡Y ella quería su medalla! Así que seguí corriendo obviando el dolor del pubis, los pinchazos musculares y el cansancio.

(C): Relátanos ese último kilómetro.
(D): Los últimos 2km "y pico" fueron emocionantes. Corría por inercia, junto a mi compañero Óscar, que había tirado de mí toda la carrera desde el kilómetro 26. ¡Y era su primera maratón también! Los últimos 500 metros pensaba en todo lo que habíamos pasado en el hospital, después con el trasplante, en Álvaro, Isabella y Lucía, mis tres amigos que nos habían abandonado, no habían podido ganar su carrera a la leucemia, y cuyos rostros llevaba grabados en mi camiseta y en mi corazón.

Por la Ciudad de las Ciencias empecé a llorar. ¡Lagrimones! No podía ni respirar del disgusto y pensé: "¡a que me caigo redondo aquí a 100m de la meta!" (jajaja) Al final del arco vi a mis padres y a Laura, mi mujer, que se habían colado como pudieron ¡y estaban esperándonos en el arco! ¡Fue un momento único! Entramos Isabel, Óscar y yo juntos. ¡Muy emocionante!

Daniel e Isabel en la meta de su 1ª maratón.

(C): ¿Qué fue lo primero que pensaste e hiciste al cruzar la meta?
(D):  Cuando terminé la carrera y pude parar de llorar, quería la medalla, quería dársela a mi hija, ¡quería que tuviera su premio! Al recogerla, sin decir nada, la gente que las entregaba le pusieron una en el cuello a Isabel. Estaba encantada y, cuando salía de esa especie de carril, vino una persona corriendo con una medalla en la mano y me la puso a mí. Me dio un abrazo y me dijo: "los dos habéis acabado, tú también debes de tener tu medalla." Así que una medalla era para los padres de Isabella y otra para mi hija Isabel. Grabé allí mismo las medallas con los nombres y el tiempo, y me puse a comer plátanos ¡como si fuera King Kong! (jajaja)

(C): ¿Cuál es el próximo objetivo de Isabelados?
(D):  Tenemos en mente muchos proyectos. El día 18 de noviembre presentamos "uvas de vida" en Platea Madrid, con Paco Roncero y Francisco Patón. Un proyecto muy bonito donde vendemos un vino que nos ha regalado las bodegas "Toni Martín", 1200 botellas que están ya a la venta. Un vino vendimiado, pisado y despalillado por 7 niños oncológicos de La Paz que se están curando, y que tuvieron una jornada preciosa todos juntos el 3 de octubre.


También vamos a sacar un cuento infantil en diciembre, que pondremos a la venta para estas navidades, y que tendrá una madrina en la presentación muy conocida y querida por nosotros que siempre nos ha ayudado.

La próxima carrera será la de "Médula para Mateo" en marzo. La corremos todos los años y la organizan Edu y Elena, los padres de Mateo. ¡Grandes amigos y familia!

Y quizá más adelante la Maratón de Madrid... ¡depende como tengamos el cuerpo! (jajaja)

(C): ¿Qué le dirías a todos esos padres que tienen hijos con cáncer?
(D): Qué le diría a los padres que tienen a sus hijos con cáncer... Que luchen, que salgan adelante, que los niños están y se sienten positivos si sus padres lo están, y ese estado es importantísimo para su curación. Que no se rindan. Que no pierdan la esperanza. Que tenemos en manos el proyecto "Lydia", financiado por la fundación CRIS contra el cáncer, de nuestro medico Antonio Pérez Martinez de La Paz, que esta obteniendo geniales resultados y que vamos a empezar la fase 2. Que cada día que pasa se lucha para que el porcentaje de niños que no pueden ganar su carrera al cáncer disminuya. Y que yo voy a seguir al pie del cañón. Que se unan a mi lucha. Y luchemos todos juntos en pro de la investigación del cáncer infantil y para fomentar los donantes de médula ósea.

Isabel feliz con su medalla

Espero que todos los que lean esta entrada se hayan quedado tan Isabelados como yo. Con esta historia reafirmo mi idea de que el deporte mueve montañas. Por no hablar del amor de unos padres.

Muchísimas gracias Daniel por tus palabras y aquí tienes un amigo. ¡Muchísima salud para toda tu familia y a seguir con esas ganas de vivir!

PD: Daniel me ha confirmado su participación en la RNR Madrid Marathon 2016. Además han ganado el Premio Pie Derecho de Cadena 100, que se les entregará este jueves 17 en los Cines Callao de Madrid. ¡Muchísimas felicidades y mucho ánimo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario