sábado, 12 de diciembre de 2015

Crónica Lanzarote International Marathon (Media Maratón) 2015


Vengo de una carrera cojonuda, con una sensación de satisfacción que se ha apoderado de todo mi cuerpo y que me hace estar muy contento. Vengo de correr 21km y debería estar cansado, pero no es así, quiero más. Vengo de disfrutar como un niño en un parque de bolas con buenos amigos, y me he quedado con ganas de mucho más. Vengo de la media maratón de la Lanzarote International Marathon, y ya tengo muchísimas ganas de volver. Esta es mi crónica.

Llegué ayer a Lanzarote, era ya de noche así que según llegué a mi casa me puse a preparar todo para el esperado día 12/12. La bolsa del corredor tenía un contenido exquisito, una camiseta con un diseño muy elegante, unos calcetines que lo petan, una bolsa de papas, una bebida con L-carnitina para recuperar, pegatinas, pulseras y el habitual papeleo, entre ellos el de la próxima Long Course Weekend Lanzarote, una prueba para tener en cuenta en 2016. Me fui a la cama nervioso, corría en casa y la estrategia tenía que salir al milímetro, 12 horas antes a la salida ya estaba concentrado, nada podía salir mal.

Todo listo para una nueva mañana de RUNNING

Amaneció el gran día y desayuné un zumo de naranja natural y un plátano. Apenas sólido, no soy de desayunar fuerte cuando tengo carrera. Puse rumbo a Puerto del Carmen con unas ganas de correr similares a las de Vecindario. Apenas había corrido en la última semana, pero esa incertidumbre de no saber qué va a pasar me gusta. Llegué a la salida y vi a Antonio, charlamos un rato y nos preparamos para el pistoletazo. Queda poco y me encuentro bien. Hace un día de verano en pleno Diciembre, lo que pase a partir de ahora depende solo de mí. Juego en casa y en mi casa mando yo.

Ambiente muy familiar en la salida a pesar de la gran variedad de nacionalidades

Se da la salida y salgo cerca de Fran, la liebre de 1h40'. El objetivo mínimo es llegar delante de él y, si me encuentro fuerte, intentar batir la MMP vigente desde el año pasado. Cumplo la estrategia prevista corriendo a 5:00 min/km desde la salida hasta la entrada en la avenida de Playa Honda. Es una gozada correr a la orilla del mar, a 25ºC en diciembre, pocas carreras pueden decir eso. La zona de Matagorda está muy animada, punto clave de aparcamiento, acerté en mi análisis.

Justo detrás de la liebre, cómodo en los primeros kilómetros de carrera.

Una vez salimos del aeropuerto, aprieto un poco el paso y voy dejando al grupo detrás. "Hemos venido a jugar" como suelo decir. Voy cómodo, disfruto del esfuerzo y me encuentro fuerte. Entro en Arrecife y El Reducto fluye bajo el paso alegre. Cuántas veces habré corrido por todo ese paseo, me sé cada curva y cada bache, lo tengo todo controlado. Con la cabeza muy fría mantengo el ritmo, decido no apretar por el momento, aún queda lo más duro. Por el momento no ha habido demasiado público, pero los voluntarios le dan mucha vida a esta carrera. Adelanto a Abraham por la Calle Real y le doy ánimos, le veo cómodo dentro del esfuerzo, sé que llegará a meta. Sigo mi carrera. Pasamos por delante de la salida del 10km, los participantes animan con fuerza y eso me recarga las pilas de cara a la parte más dura y exigente de la carrera. El temido Castillo de San José y desolada zona de Las Caletas.

¡¡Disfrutando!!

Corono el Castillo y mantengo el nivel de esfuerzo, estoy en torno a 4:35 min/km y cada vez más rápido. Veo a Tinguaro Quintero y el olímpico José Carlos Hernández animando a los participantes, una pena no verles con dorsal pero ¡un placer recibir ánimos suyos! Pasamos por delante del Telamón y poco después adelanto a Juanmi, luchando contra el kilómetro 35 de su primera maratón. Le doy ánimos y sigo, recuerdo mi primera maratón en Tenerife con unas condiciones similares y eso me hace admirar más a mi amigo, mucho valor estrenarse en un día como hoy de calor con este recorrido tan exigente. Entro en Costa Teguise y sigo al mismo ritmo, un poco por encima de 4:30 min/km.

Diciembre en Lanzarote amigos...

Me pasa como un tiro Jaume Leiva, 1º de los 10km. Brutal poder ir a ese ritmo con un 10km tan duro como el de esta carrera, con la subida del Castillo en el kilómetro 2. Pasamos por delante de la salida del 5km y poco después entramos en la avenida. De aquí hasta la meta hay que darlo todo.

Disfrutando el esfuerzo....

Recorremos Playa Bastián donde hay bastante público. Luego la playa de Jablillo, muchos turistas animan con fuerza para los últimos kilómetros. Me adelanta Tamara Sanfabio con Víctor del Corral en bicicleta. Un gustazo ver en Lanzarote atletas y triatletas españoles de élite tanto compitiendo como animando. Poco después me da una arcada, voy todo lo fuerte que puedo y el cuerpo me da un aviso de que no apriete más, así hago. Abandonamos la avenida y entramos al pueblo marinero. Solo quedan 2km para meta, esto ya está hecho, ahora a intentar la MMP.

Último kilómetro, dándolo todo!!

Último kilómetro. Aprieto los dientes y estiro mucho la zancada, voy a puto tope. Veo la meta a la vuelta de la esquina y esprinto, disparo la última bala que me quedaba en la recámara y enfilo la meta con multitud de aplausos y gritos de "¡Vamos Claudio!". Cruzo la meta y sonrío satisfecho, me ha salido un carrerón, he cumplido a rajatabla la estrategia. Me cuelgan la medalla de finisher y recupero el aliento. Saludo y hablo con buenos amigos que me encuentro en la meta, se nota que estoy en casa. Entro a la zona del corredor y no tardo ni 5 minutos en recoger mi bolsa del guardarropa y recibir un contundente avituallamiento, con multitud de tuppers, helados, frutos secos, fruta, agua, cerveza 0º, Coca Cola, isotónico, Powerade y bollería. La zona es muy amplia y se puede hablar con tranquilidad, sacar fotos y descansar. Poco que decir, estoy eufórico, ha sido una mañana de running cojonuda. Finalmente, el tiempo oficial de la carrera fue de 1:38:42, a 20" de batir mi MMP, pero me siento como si lo hubiera hecho. He realizado una carrera muy inteligente, fría y calculadora, el resultado ha sido el mejor posible.

Según esta imagen, hay nueva MMP, pero el tiempo oficial da 36" más

La carrera: INCREÍBLE. La organización lo ha petado bien fuerte y, para mí, se ha quitado la etiqueta de "carrera cara". Poner las salidas en lugares y horarios distintos ha hecho que nadie se quedara solo corriendo, punto muy positivo de esta carrera que ha sabido encajar un 5K a la perfección. Los avituallamientos eran ejemplares, bien surtidos y estirados al estilo Ironman de Lanzarote, como debe ser en todas las carreras. Los puntos kilométricos estaban muy bien situados y el recorrido perfectamente señalizado. La llegada a meta estaba muy animada, sobre la marcha te daban un Powerade y te colgaban la medalla. Si seguías caminando te encontrabas con los servicios de emergencia, el hospitalito y ambulancias. A la izquierda se entraba a la zona del postcarrera con un guardarropa excepcionalmente organizado con los percheros del Ironman. Para el avituallamiento habían multitud de voluntarios que agilizaban muchísimo el relleno de las bandejas y atendían cualquier necesidad. En una gran carpa había sombra donde se podía sentar, estirar y ver la clasificación. No tengo ni un "pero", la organización ha sido cojonuda, la carrera está a la altura de mi isla y, sin lugar a dudas, RECOMIENDO LA LANZAROTE INTERNATIONAL MARATHON 2016, en la cual intentaré estar.

Nada más que añadir, cuando las cosas salen bien, salen crónicas tan alegres como esta. Ya estoy con el vídeo de la carrera para que podáis ver el día tan increíble que hacía, qué ganas tengo de volver. Gracias a Sands Beach Active por hacer que la maratón más antigua de Canarias tenga este gran nivel organizativo y a los voluntarios por su siempre fantástica labor. Estoy orgulloso de la maratón de mi isla.

PD: Pronto subiré información sobre una aventura sin dorsal que tengo a finales de mes para acabar este fabuloso año 2015, estad atentos y nos leemos pronto!!

4 comentarios:

  1. Estimado Claudio,
    No sabes cuanto nos alegra que hayas disfrutado en tu casa, eso es lo que pretendíamos a lo largo de todo un año de trabajo para tener la mejor puesta en escena para todos vosotros. Leer tu entrada nos da un chute de energía para que el 2016 sea mejor! Gracias y ya sabes donde estamos!. Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habéis puesto en bandeja disfrutar de un eventazo deportivo que a muchos ya les gustaría conseguir, muchísimo mérito. Mi más sincera enhorabuena y a por 2016, que con la Long Course Weekend tenéis mucho trabajo;)

      Gracias por tu comentario Juan Carlos y un fuerte abrazo! Nos vemos en la San Silvestre!

      Eliminar
  2. Fabulosa crónica Claudio, y tiempazo. Le pones mucha pasión y eso se nota en los videos y crónicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ricardo!! Transmitir me es más fácil cuando esa pasión se me desborda, algo difícil de controlar;)

      Eliminar