domingo, 18 de octubre de 2015

Plan Destroyer LPA 8/9

En el capítulo anterior...

Cambiar no es malo, siempre que sea a mejor. Esta semana he tirado de sensaciones, al carajo lo establecido en el plan, las piernas y la cabeza ya han cogido la batuta en estos días de tapering y creo que me ha venido muy bien. No juzguéis la semana por las cifras, hay mucho más detrás de estos números.



Lunes: Descanso
Esto lo cumplo siempre, da gusto mi rendimiento en los descansos.

Martes: 10km medio
Buen entrenamiento en el Romano donde me sentí muy cómodo corriendo por debajo de 4:30 min/km, como siempre apretando algo al final. 43:30 a una media de 4:21 min/km, como siempre apretando un poco al final para acabar en alto. Muy contento, es importante tener buenas sensaciones a tan poco de la carrera.

Miércoles: 2 x 2000 + 4 x 1000 + 4 x 800
Las ganas de entrenar no fluían por mi cuerpo. Aun así, salí con la intención de cumplir con el último día de series, sabiendo que me costaría mucho más que la última vez. Empecé a correr y la cabeza no iba, las piernas muy pesadas y sin disfrutar. Cansancio físico y mental, pero 3:40 en el primer 1000 y seguí a por los siguientes. A 500m paré, le di vueltas al fracaso y empecé a caminar hacia mi casa. "Necesito descansar" sentencié.

Jueves: Descanso
Me supo a poco.

Viernes: 5km por debajo del ritmo de MM
Ánimos bajo mínimos, las ganas no aparecían pero 5km los tenía que cumplir sí o sí. Con apenas 1' de movilidad articular empecé a correr con agilidad, "cuando antes empiece antes acabo". Las piernas pesaban pero no me impidieron pasar el primer kilómetro en 4:15 sin mucho apuro. El siguiente en 4:00 y los siguientes sobre 4:10 min/km. Tiempo final de 21:40 con las piernas cargadas y la mente cansada, me encuentro fuerte a pesar de todo.

Sábado: 14km medio
Desde principios de semana había decido que hoy haría 10km, sacrificando algo de volumen para que el ritmo no decayera en exceso por el cansancio. Empecé a correr y de nuevo no conseguía pensar en otra cosa que no fuera parar, "si no disfruto y me siento cargado igual debería dejarlo" pensaba. Y así hice tras 3km sobre 4:40 min/km. "¿Entreno mañana?"

Domingo: 15km medio
Amanecí con problemas de estómago, probablemente causados por unas galletas caducadas que ayer me comí. Si dudaba en correr o no, ya no tuve duda de que lo mejor sería quedarme en casa y descansar. Menos de 1 semana para la carrera, tengo las piernas, ahora necesito la cabeza.

Kilometraje objetivo: 55km
Kilometraje final: 20km

Como dije antes, no está todo perdido. Detrás de estos números hay unas piernas en forma y una cabeza fuerte, pero necesitan descansar de 8 semanas sin parar. Semana de tapering con apenas unos 16km antes de la ansiada línea de salida. ¿Sigue siendo posible el sub 1:30? Yo digo que sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario