sábado, 3 de octubre de 2015

Plan Destroyer LPA 6/9


En las semanas de máximo volumen es cuando el cansancio empieza a hacer algo de mella en los entrenamientos. La sensación de esfuerzo es alta pero los ritmos no parecen que vayan acorde, las piernas pesan más de la cuenta. Importante semana que he reestructurado de cara a la carrera del domingo, y así ha salido.


Lunes 28: Descanso
Tras 3 duros días de entrenamiento necesitaba este descanso, empieza la semana 6.

Martes 29: 15km suave a medio
La sensación de esfuerzo era superior al ritmo que me estaba saliendo en Strava. Estoy en las semanas de máximo volumen y se nota la pesadez en las piernas los días después del descanso tras 3 días corriendo fuerte. Empecé siempre por debajo de 5:00 min/km y fui aumentando hasta ir entre 4:30 - 4:40 min/km aproximadamente. En el último kilómetro probé las fibras rápidas de las piernas acabando a 3:55 min/km. Tiempo final de 1:11:31, ritmo medio de 4:46 min/km. Un día más cumpliendo.

Miércoles 30: 2km calentamiento + 2 x 2000 + 4 x 1000 + 4 x 800, rec' 2:30 entre series y 5' entre bloques
Día duro de series. Tras 2 kilómetros cochineros de menos a más para activar el cuerpo, me posicioné en el principio del Romano para iniciar unas interminables series. Primeros 2000 en 7:40 y los segundos a 7:55. Los 4 de mil fueron en torno a 3:55 min/km. Y los 4 x 800 por un estilo, dándolo todo en cada una de las series. Realmente satisfecho, con un entrenamiento que empezó con el Romano lleno y acabó tan vacío como yo. 

Jueves 1: Descanso
Las piernas cansadísimas después de la paliza de ayer, me vino magnifico este día de relax.

Viernes 2: 10km suave + 2km fuerte
Si hay algo que tengo claro cada vez que empiezo un plan, es que cumplirlo a rajatabla significa que el plan se nos ha quedado pequeño. Hoy el cuerpo y la cabeza me han demostrado que este me estoy adaptando a la perfección, que este sea uno de los pocos días de todo el plan en los que no he podido cumplir con el objetivo me hace pensar que no estoy siguiendo un mal plan. Para Tenerife todas las semanas me saltaba algo, esta vez es una novedad prescindir de kilómetros. Cuando empecé a correr ya estaba sudando y muy cansado, en el kilómetro 3 hice un pequeño cambio de ritmo para activar el cuerpo pero empezó a dolerme un poco el cuádriceps, quizás por no haber calentado lo suficiente. Fue la excusa perfecta para mandar al carajo el entrenamiento, 9km antes de lo previsto, pero no hay de qué preocuparse.

Sábado 3: Descanso
Mañana hay dorsal, así que aprovecharé para hacer el día antes a la carrera de El Sebadal aquí. Las piernas se encontraban cansadas pero después de estos 3 días con tan solo 3km, tiene pinta de que mañana me situaré en la línea de salida fresco de piernas. 10,5km con cuestas que me hacen ser escéptico de cara a un gran resultado, pero siendo ambicioso quisiera bajar de 4:15 el ritmo medio de la carrera. Veremos lo que depara la carrera.


En la normativa de la carrera y en la recogida de dorsal me dijeron que es de carácter obligatorio llevar la camiseta oficial de la prueba. El motivo es, según el chico al que le pregunté, "porque es solidaria." ¿Acaso soy menos solidario por querer llevar mi camiseta habitual? ¿No he pagado lo mismo que los demás? ¿Debemos arriesgarnos a sufrir rozaduras en nuestras tetillas por llevar esa camiseta de mala calidad? ¿No hubiera sido más solidario permitir donar la propia camiseta? ¿Llevaré mañana puesta esa prenda o me pasaré esta tarde por Solorunners a adquirir una nueva camisilla oficial de competición? Mañana las respuestas.

En cuanto a la semana, finalmente ya he completado 31,2km, más los 10,5km de mañana, así que la cifra se quedará en 41,7km. Cifra muy digna dadas las circunstancias. A pesar de la reducción de volumen, con los dos buenas entrenamientos del martes y miércoles, junto a la dura carrera que me espera mañana, puedo decir que ha sido una buena semana. Mañana tendremos por aquí una nueva crónica!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario