domingo, 4 de octubre de 2015

Crónica III Carrera El Sebadal


Hoy se disputó la tercera edición de la carrera de El Sebadal, un evento promovido por la Asociación Empresarial de El Sebadal (AEDAL) y organizada por la empresa Top Time. Se disputa en el polígono industrial de El Sebadal, un lugar apartado de la ciudad que incluso es desconocido para muchos. Aprovechando mi preparación para la LPA Night Run y motivado por la buena crónica de Aaron Sánchez sobre la pasada edición, decidí participar a ver cómo respondían estas nuevas piernas al efecto dorsal. Reestructuré la semana 6/9 del Plan Destroyer LPA y hoy, domingo 4 de octubre, volví al mundo del running de manera oficial.

Esto es felicidad!! Qué bonito es el mundo del running!!
Foto de Man in the Middle

El día empezó pronto, ayer para ser exactos, ya por la noche me costó dormir más de la cuenta, exceso de ganas de dorsal. Sobre las 3:00 me pude dormir y a las 7:00 me levanté después de desvelarme en varias ocasiones. Improvisé un desayuno ligero de galletas y plátano, siempre con una botella de agua en la mano. Me despedí del baño y a las 8:00 salí de mi casa rumbo a la línea de salida. Sobre las 8:45 ya estaba por la zona, muchos runners madrugadores ya estaban por allí, incluso calentando!! Yo me senté en un bordillo y tuve buenas conversaciones con el fotógrafo Man in the Middle (gracias por las fotos!!) y @jonyoxford, hasta que Antonio y Pancho llegaron a 15 minutos de la salida y empezamos a calentar. Mi ambicioso objetivo era hacer una media inferior a 4:15, más rápido que el ritmo objetivo en la próxima LPA Night Run, por lo que tomaría la referencia visual de Antonio desde la salida, a pesar de ser más rápido que yo.

Guisándome los huecos... con mi nueva camisilla de competición!! Adquirida en SolorunnersGC
Foto de Man in the Middle

Se dio el pistoletazo de salida, mucho runner lento se había posicionado en las primeras líneas por lo que los primeros metros traté de buscar un hueco donde establecer mi ritmo crucero. Algunos salieron con el cuchillo en la boca y según giraron se encontraron una cuesta que les hizo tirarlo, otros siguieron en su empeño y lo pagarían más tarde, había que dosificar mucho los esfuerzos. Tenía a Antonio cerca visualmente pero lo iba perdiendo poco a poco. Después de ese primer repecho tocaba bajar una pronunciada cuesta que luego tocaría subir, las caras de esfuerzo de los primeros me hacían presagiar lo peor. Justo cuando acabé la bajada, Antonio empezaba la subida. Nos dimos unas palabras de aliento, giré la rotonda y empecé a subir manteniendo el esfuerzo y subiendo posiciones. Hasta ese momento nadie me había adelantado, pero justo al final de la cuesta un participante lo hizo y me pegué a él cogiéndole de referencia. Mantuve el exigente esfuerzo, en todo momento controlado y tras otro repecho por fin el recorrido se allanaba un poco. Las piernas sufrían pero iban a buen ritmo, después de un giro a izquierdas solo quedaba un descenso en eslalon para enfilar la meta. En este caso la primera de tres vueltas.

Siguiendo a mi liebre improvisada, gran carrera compañero!!
Foto de Man in the Middle

Agua al cogote, mirada al frente y paso poderoso. Seguía al mismo participante y de vez en cuando ganábamos alguna posición. Empezamos a doblar a los últimos clasificados y les doy algunas palabras de ánimo, así yo también me animaba. Tras el primer repecho, adelanté a mi liebre en la bajada y subiendo la cuesta empecé a sacarle ventaja. Antonio apenas estaba a 5 puestos, lo que me animó mucho dado que a mí me faltaba una vuelta más y para él eran sus últimos kilómetros. Me agarré a esa motivación y seguí esforzándome adelantando muy puntualmente algún puesto, en general las diferencias se mantenían. Al final de la supercuesta el participante que iba delante mía recorta por la acera y le grito que vaya por la carretera. Esta carrera es para sufrirla, no para hacer marca ni hay clasificación por lo que recortar es cosa de blandengues. Al poco le adelanto y sigo fluyendo hasta ese eslalon donde ya empiezo a pensar en la última vuelta. Cruzo la meta por segunda vez, choco la mano a Pablo de Top Time que me da ánimos desde megafonía y Antonio me aconseja que apriete, que es el momento de subir un puntito el esfuerzo. Así hago, con tantas palabras de ánimo como para no darlo todo!!

A mitad de carrera, que se note el esfuerzo!!
Foto de Man in the Middle

Apenas hay corredores delante o detrás, las diferencias son muy amplias y solo veo un participante de la modalidad larga delante a pocos metros. Me propongo adelantarle pero las distancias se reducen muy lentamente. El marchador Adrián Carballo me anima cuando me enfrento por última vez a la supercuesta. La bajo ligero y la subo con mucha fuerza, las piernas ya están cargadas pero aguantan el esfuerzo. Corono, subo ese segundo repecho y a la hora de llanear imprimo más ritmo. Adelanto al participante que tenía delante y nos damos ánimos mutuamente. Sufro pero ya solo queda 1km, Antonio me dice que queda menos, que lo dé todo que ya está la meta a la vuelta de la esquina. Doy un poco más de fuerza y según empiezo el eslalon dejo ir las piernas todo lo rápido que puedo acabando a un ritmo bestial. Enfilo la línea de meta, esta vez sí de manera definitiva. Tiempo oficial de 43:11, aún no sé ni que distancia exacta ha sido ni la media final por lo que no me alegro en exceso con el resultado, sí con haber soportado el esfuerzo. Creo que he quedado entre los 20-30 primeros, lo cual es bestial!!

Echando el resto en esa última vuelta
Foto de Man in the Middle

Veo a Antonio en meta y charlamos en lo que llegan Jony y Pancho. La distancia final ha sido de 10,350km por lo que la media ha sido a 4:10 min/km. ¡¡OBJETIVO CUMPLIDO!! Lo mejor de todo es el desnivel acumulado que veo en la carrera del año pasado de Aaron, 227m positivos, lo que me parece una bestialidad, en una prueba llana podría haber bajado de 40'. Muy satisfecho con mi rendimiento y con el resultado dentro de lo previsto, la preparación para la LPA Night Run sigue su curso y la motivación está por la nubes.

La organización ha sido impecable, no sufrí colas de ningún tipo y todo estaba muy bien señalizado. Llegué, corrí y me fui, sin ver ni sufrir nada que me disgustara. Los voluntarios como siempre una maravilla, Jaime de Top Time me parece un grandísimo speaker y el ambiente familiar era fantástico. Lo único que cambiaría sería ese artículo de la normativa que dice: "será obligatorio el uso de la camiseta del evento, pudiendo ser motivo de descalificación no llevarla puesta." En su lugar pondría: se invita a los participantes ha utilizar la camiseta oficial del evento. Pero esto es un simple retoque normativo que finalmente no se llevó a la práctica. También sería interesante que existiera la posibilidad de donar la camiseta oficial, sin reducción de precio, que es mejor que tenerla en un cajón o acabar regalándola. Por sugerencias que no sea, muy satisfecho con el evento y recomendable para su próxima edición.


Aquí sí que acaba la 6ª semana del Plan Destroyer LPA, la semana que viene seguimos con mucho volumen tratando de mantener estos ritmos tan buenos. En las semanas 8 y 9 el kilometraje objetivo será menor (sobre todo esta última) y primará la calidad, así que a seguir así y buenos kilómetros para todos!!

2 comentarios:

  1. Carreron Claudio... Estas como una moto...Coincido contigo y a pesar del calor y las cuestas disfruté d la carrera...

    Ahora otra buena semana de entrenos y a por un buen tapering preNightRun!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre apetece una prueba sencilla donde correr y poco más. Dentro de la dureza la carrera me salió redonda, veremos como sigue la progresión.

      A darle caña estas próximas semanas y nos vemos en la LPA!!

      Eliminar