lunes, 21 de septiembre de 2015

Plan Destroyer LPA 4/9


Nueva semana completada del Plan Destroyer LPA y nuevo resumen. Algunos altibajos en esta cuarta semana de la cual saco un balance muy positivo después de los fabuloso entrenamientos del martes, viernes y sobre todo domingo. El Sub1:30 se está cociendo a fuego lento pero ya huele bastante bien.

En 1976, Kiss sacó un álbum llamado Destroyer, recogido por la revista Rolling Stone como uno de los mejores 500 álbumes de todos los tiempos. Triple disco de Platino con 3,000,000 copias vendidas. Aquí podéis disfrutar de gran rock.

Lunes 14: Descanso
Al haber decidido descansar ayer y viendo que el resto de la semana la tenía con entrenamientos, cambie el descanso de hoy por los 30' suaves + gym del jueves. No me encontré del todo bien pero di 5 vueltas al Romano a 4:50 y 1 más para relajar, dejando de lado el gimnasio por las extrañas sensaciones del día. Mañana será mejor.

Martes 15: 10km
Buen día para darle caña a las piernas después del pequeño bache que estaba sufriendo con la petada del sábado. El objetivo era bajar de 47' pero vi que ir a 4:30 min/km no me suponía un gran esfuerzo. Empecé clavando cada uno de los kilómetros hasta pasada la mitad del entrenamiento. Me sentía genial, podía dar mucho más de mí pero no me vine arriba así que me mantuve hasta los 2 últimos kilómetros donde sí quise imprimir un poco más de ritmo sin llegar a mi tope. Finalmente 10km en 44:40 a 4:28 de media, lo cual considero un tiempazo!! Las piernas están asimilando los entrenamientos fantásticamente, me encuentro fuerte pero con la sensación de que aún estoy lejos del pico de forma que busco para la carrera. Mañana toca series así que agradeceré no haberme fatigado más de la cuenta.

Miércoles 16: 3km calentamiento + 2x (2000+3000) rec 2'30'' entre series y 5' entre bloques
Hoy he cometido un error de 1º de Runner, comer leche con cereales poco antes de ir a correr unas series. Evidentemente tuve que detener el entrenamiento para evitar males mayores justo después del primer 2000 fuerte en el que apenas podía ir por debajo de 4:15, un desastre... Mañana descansaré a pesar de no haberme cargado hoy todo lo que debiera por lo que estaré fresco para los 3 últimos entrenamientos de la semana donde espero confirmar las buenas sensaciones de ayer.

Jueves 17: 30' suaves + gym
Lo dicho, descansé y qué bien me vino después del fiasco de ayer.

Viernes 18: 11km empezando suave y acabando fuerte
Un día de lluvia es capaz de estropear el plan de entrenamiento de cualquier runner blandengue. No es mi caso. La Maratón de Madrid me hizo ver que la lluvia no debe ser impedimento para cumplir con el kilometraje diario ¿o es que si llueve el día D no vas a correr porque llueve? El caso es que fui al Romano pasadas las 21:00 y tuve la buena fortuna de encontrarme a Gonzalo cumpliendo con su plan. Hicimos unas 5 vueltas a ritmo cómodo adornadas de una agradable conversación. Una de las cosas que he aprendido en este mundillo es que todos los runners tienen algo que aportar, y desde luego que de Gonzalo tengo muchísimo que aprender. Una vez separamos nuestros caminos apreté el ritmo en un parque que compartía con solo 3 personas, un lujazo por estas fechas. Ni idea el tiempo final, solo se que las sensaciones fueron buenísimas.

Sábado 19: 5km suaves
Me han costado más los 5km cochineros de hoy que los 11km de ayer. Cierto es que apenas hubieron 11 horas de descanso entre un entrenamiento y otro, motivo por el cual las piernas iban muy pesadas. Mañana tengo un entrenamiento duro por la noche, por lo que tengo más de 30h para descansar.

Domingo 20: 15km medio
Cuando se te han acabado los datos del móvil y no tienes reloj GPS, las opciones para calcular la distancia a correr se reduce a hacer un recorrido previamente medido con el Google Earth o dar vueltas al Romano. Con 15km la opción más entretenida sería la primera, pero en esta ocasión decidí entrenar también la cabeza y ver si podía superar 15 vueltas a un parque Romano medio vacío un domingo a las 21:00. El objetivo era sentirme tan rápido como el pasado martes y tratar de hacer una media ambiciosa de 4:30 min/km. El 1er kilómetro salió a 4:45 min/km, por lo que ya tenía que ir recortando tiempo. Se me fue bastante de las manos eso de ir más rápido que pasé los 10km en 44:30, más rápido que el martes. El flow fluía, la sensación de esfuerzo era soportable y era de los más rápido en el parque. La música cada vez sonaba más fuerte, las piernas me pedían más velocidad y un final apoteósico a las buenas sensaciones, pero me controlé y solo subí un poco el ritmo, entreno listo, semana completada. Tiempo final de 01:06:17 con una media de 4:25 min/km y un runner que no cabía en sí de felicidad.

De los 60km objetivos, he podido completar 52km de los cuales estoy más que satisfecho. Tengo una cuenta pendiente con ese entrenamiento de series que pienso completar la semana que viene, prometo no volver a hartarme de leche y cereales justo antes. Para bajar de 1h30 en medio maratón tengo que pasar por el kilómetro 15 en 1h04, como veis estoy muy cerca del ritmo objetivo a 5 semanas del reto. ¿Lo veis posible?

2 comentarios:

  1. Buenos entrenos Claudio. Bajar de 1.30 es correr mucho. Es mantener 4.15 min/km durante toda la carrera. Puedes ir a por ello y ser valiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gran reto y creo que voy por buen camino para intentarlo, ya sabes que arriesgar es lo mío jeje Veremos en la carrera del Sebadal si puedo correr a ese ritmo o por debajo los 10,5km, me dará muchas pistas.

      Eliminar