miércoles, 30 de septiembre de 2015

El running es un deporte de riesgo

Navegando por internet, no sé cómo, acabé en la definición de carrera a pie en Wikipedia, la cual la define como "correr es un proceso complejo y coordinado que involucra a todo el cuerpo". Este concepto choca con la opinión común de que correr es un acto simple que tan solo implica poner un pie delante de otro de manera fluida. Aquí van algunos de mis argumentos por los que considero que el running debe ser considerado deporte de riesgo.

- Rozaduras
Estas corriendo en tu parque habitual, un día cualquiera y empiezas a sentir un ligero dolor en la ingle. Es soportable pero tus alarmas se activan, ¿que pasa? ¿me estaré lesionando del esfuerzo? ¿estaré yendo demasiado rápido? Las dudas hacen que tengas que parar a estirar, no lo notas cargado así que sigues corriendo. Pero vuelve a doler. Decides dar por acabado el entrenamiento y regresas a casa contrariado. Entras en la ducha y el paso del agua hace que te escueza la misma zona que te dolía corriendo. Miras y lo entiendes todo, se te ha vuelto a olvidar la maldita vaselina.


Igual puede pasar en esa incómoda zona que los hombres no entendemos que función tienen...


- Mariposas en el estómago
¿Alguna vez habéis ido a correr después de pegaros dos buenos platos de judías? Os lo recomiendo, conoceréis un nuevo umbral de sufrimiento, las ultras son cosa de niños comparadas con esta brutal experiencia. Sobre todo si os pilla a un par de kilómetros de casa. Llevad algo de dinero para un taxi...


- Soy pronador, pero... ¿cómo se ponen las plantillas?
Ya casi todos sabemos de qué va esto de pisar para dentro o para fuera. Ahora, por si ya fuera poco, tenemos que aprender a colocarlas correctamente. El superatleta Eliud Kipchoge se disponía el pasado domingo 28 de septiembre a batir el record del mundo de maratón en Berlín. Pero nadie sabe cómo se le pudo salir las plantillas de las zapatillas. Aún así el tío se quedó a escasos 01:04 de batir el record, casi nada... Si esto le pasa a un profesional, qué no puede pasarnos a los populares...


- Doctor, padezco dorsalitis
El síndrome de Diógenes llevado al running nos lleva a acumular los dorsales en casa con el fin de, en un futuro lejano, empapelar toda la habitación de dorsales. Por no decir de la cantidad de imperdibles que guardamos en el cajón y que sabemos que nunca usaremos.


- El sindicato los pies, defiende la integridad de los mismos
Además de las clásicas ampollas que salen cuando estrenamos esas zapatillas nuevas que nos acabamos de comprar en las rebajas, las uñas sufren una cantidad indecente de impactos. Pintarse las uñas de los pies ya no es un problemas para las féminas que practican el running.


- Necesitamos portamóviles cada vez más grandes
Con las nuevas tecnologías, los móviles cada vez son más grandes, lo cual es jodidamente incómodo para llevar en la mano. Se inventaron esos portamóviles para llevar en el brazo, pero muy rápidamente se nos está quedando pequeño para soportar tanto peso. ¿Hasta dónde seguirán creciendo estos endemoniados aparatos?


- Mami, necesito dinero para una carrera
¿Universitaria? Ni mucho menos, cada fin de semana queremos estar en la línea de salida de esa prueba que se hace en el pueblo de al lado. Los precios suben cada vez más y no queremos convertirnos en unos "sin dorsal" que tanto criticamos en las redes sociales. El Gobierno debe de intervernir aumentando el sueldo mínimo, sino no hay manera...


- Misión Imposible LXIV: Beber agua en carrera
¿Habéis intentado beber agua mientras correr? Los runners tenemos que hacerlo desde botellas, vasos de plástico duro y el de Coca Cola famoso. No conozco a nadie que haya conseguido saciar su sed sin empaparse, aunque quizás tampoco he preguntado mucho...


¿Aún te queda alguna duda de que el running es de los deportes más peligrosos que existen? Estos y muchos otros problemas nos encontramos casi diariamente, y seguro que se me han quedado mucho atrás. Cuenta tú ahora en los comentarios alguna experiencia en que te haya pasado algunos de estos problemas o añade alguno nuevo que se me haya escapado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario