lunes, 3 de agosto de 2015

Crónica Acuatrail Arrieta 2015

¿Cómo? ¿Una crónica sin día antes? ¿Ni siquiera una mínima referencia en la última entrada? Efectivamente, pero todo tiene su explicación. Este domingo se disputó el Acuatrail Arrieta 2015, el cual supe de su existencia el sábado, y decidí participar. Unos 500m de natación, seguido de 5km a pie, y finalizando tras repetir 500m a nado. Como sabéis, me estoy recuperando de unas molestias al correr y esta prueba era una buena oportunidad para certificar la mejora y buscar sensaciones de cara al Triatlón RCNA Ciudad de Arrecife. Hechas las presentaciones, aquí está la crónica:


La prueba comenzaba a las 16:00, dos horas después de empezar a inscribir a los participantes en la playa de La Garita. Me presencié puntual, tanto que tuve el dorsal 003, cifra nada habitual en las carreras masificadas con las que convivimos actualmente. 5€ costó la inscripción, con ella teníamos camiseta de algodón del evento, un gorro de natación en un estuche muy práctico, una pastilla de sal, el dorsal en papel (que era innecesario) y otro papel que ya nos felicitaba de antemano por finalizar la prueba, muchas más cosas por menos dinero que en otras carreras en las que he participado. El circuito de natación estaba señalizado con una garrafa en el mar que debíamos bordear hacia la isla que se une al puente para volver a la orilla. Allí atravesaríamos un pequeño camino de jable, piedras y escaleras para llegar al "cuadrado de transición", donde habíamos dejado las playeras. Después empezaríamos a correr por un circuito balizado donde el punto de giro era un furgón con botellitas de agua. Finalmente volveríamos a nadar y al salir atravesaríamos la meta justo al lado del "cuadrado de transición". Nada de lujos, hemos venido a hacer deporte y con esto nos es suficiente, se agradece la simpleza después de tantas ferias del corredor abrumadoras. 

Lo que hace grande al deporte es la buena compañía!
Foto de Miriam Herdel

Mis objetivos en la prueba eran no tener ninguna molestia, no perder mucho tiempo en el agua y recuperar todo lo posible corriendo, y por último quedar por delante de mi entrenador del C.D. Nonadamos, Andrés Amoza, que me pasa por encima nadando pero corriendo no va tan ligero, había un pique sano. Y así se dio la salida.

Me mantengo con el grupo hasta que me sueltan dos golpes que me hacen aflojar el ritmo para coger aire, ahí ya será imposible cogerlos así que lucho contra las olas tratando de no perder un nadador que pude coger de referencia. Salgo del agua sabiendo de mi mala actuación acuática, me pongo las playeras y salgo fuerte en busca de recortar diferencias. 

¿Has terminado de nadar? ¡Pues a correr machote!
Foto de Miriam Herdel

Me cuesta adaptarme a la carrera, "debí haber calentado un poco antes" pienso, pero intento seguir al que tengo delante hasta que diviso a Andrés al fondo. "Lo cojo" me digo, y sin apretar el paso aguanto acercándome rápidamente a mi presa. 

Buena foto corriendo de Ayoze Morera, ¡gracias!
Foto de alsolajero

Le adelanto antes del punto de giro, los primeros 2,5km se le están atragantando, le digo que nos veremos en el agua cuando me adelante pero sé que si imprimo un buen ritmo bajando lograré llegar al agua con diferencia suficiente como para llegar a meta antes que él. Justo me adelanta un miembro del Tegala a muy buen ritmo, así que me engancho a él y consigo mantener el paso exigente que lleva. No hay rastro de dolor, sí de cansancio pero es normal, no tengo ritmo de competición. Llegando a la transición el corredor me suelta, hemos llegado a una hilera de 3-4 participantes, ahora el objetivo en el mar es llegar cerca de ellos. Me quito las playeras y empieza un minishow antes de entrar al agua.

Sorprendente que no me cayera...
Foto de Miriam Herdel

No encuentro el gorro en mi mono así que me pongo las gafas con la idea de nadar sin él. Antes de entrar al agua lo encuentro y me lo pongo sobre las gafas. Me tiro al mar y descubro que las gafas están al revés. Me detengo, me coloco todo bien y ahora sí, a por los últimos 500m. Los hago en solitario, parece que no avanzo pero ni adelanto ni me adelantan. Llego a la orilla y hay ambiente de que todo ha terminado, pero cruzo la meta delante de varios participantes, entre ellos el gran Andrés que entra a menos de 1 minutos detrás de mí, miniobjetivo cumplido

Satisfacción después de lograr los objetivos
Foto de Miriam Herdel

Muy buen ambiente, cumplí todos los objetivos propuestos y la lesión cada vez es más lejana. Voy mejorando a buen ritmo en el agua y corriendo voy todo lo rápido que la recuperación me permite, en general buenas sensaciones para un mes que llevo cogiendo forma. La organización fue minimalista en la señalización, no hacía falta más, y fue efectiva que es lo que importa aunque creo que algún participante se perdió un poco en la carrera a pie. Sin duda una carrera para repetir el año que viene, no hay muchos acuatlones en la isla y después de que este año no se organizara el Acuatlón Nocturno que se hacía en Arrecife, con distancias muy similares, ha sido un acierto traerlo a Arrieta.


Y aquí acaba la crónica, este domingo haré la Travesía de Fariones, 1200m, y la semana que viene el Triatlón RCNA Ciudad de Arrecife. En un mes es difícil pasar de la inactividad provocada por molestias y meses sin nadar a sentirme fuerte en un triatlón, pero veo posible ese objetivo de bajar mi modesta MMP conseguida el año pasado. ¡A seguir!

No hay comentarios:

Publicar un comentario