martes, 21 de julio de 2015

Correr es de cobardes... y de valientes

Miedos, paranoias, fobias o frustraciones. Huimos de obligaciones, de decisiones y incluso de nosotros mismos. ¿Por qué a mí? Menuda mierda tener que buscar la respuesta, mejor correr hasta dejar atrás la pregunta, o al menos dejarla en casa hasta la vuelta y estemos demasiado cansados para responder. Ya mañana será otro día. Otro día de correr, de huir, de dejar atrás los problemas. Cada vez más rápido. Cada vez más lejos. Y si suenan muy alto subiremos la música, alguna canción que nos guste en modo bucle. Por el parque de siempre o probando lugares nuevos. Esquivando gente, bicicletas, pelotas y sombras. Sin mirar atrás. Sabemos qué nos persigue. O quién. "No mires, una zancada más." "Otra." Otra." Más lejos. Más rápido. Posponiendo esa decisión que no queremos tomar. Huyendo de la frustración de eso que salió mal. O no salió. Hartos de un situación o de dos. Ansiosos por cambiar las cosas o solo devolverlas y quedarnos con el dinero. Y el tiempo que invertimos. Enfadados con eso que nos persigue. Con ese cobarde que no es capaz de tomar cartas en el asunto, de hacer la apuesta final y si se pierde al menos que sea mirando de frente a la derrota, que pondrá el punto y final al capítulo, o al libro. Ya escribiremos otra historia mejor.


Y entonces nos detenemos, reflexionamos y tomamos la decisión de cambiar de dirección. "No me conformo no esto." "Es hora de dejar de huir, toca perseguir." "Soy mejor que esto."

Perseguir los sueños, esos que se volvieron a despertar cuando el cansancio nos impedía recordar por qué corríamos. Cada vez más rápido. Cada vez más lejos. Cada vez más cerca de alcanzarlo. Eso que ahora nos mueve, ese objetivo que para otro suena absurdo pero que te da la vida. Ese "vamos" que nos repetimos en nuestro interior y que a veces nos gritamos tan alto que no podemos evitar que salga de nuestra boca, sorprendiendo a la señora que pasea a su perro a primera hora de la mañana. Antes de que mundo eche a andar nosotros ya estamos corriendo detrás de nosotros, de nuestra mejor versión, de lo que queremos conseguir. La noche es nuestra. Estrenando las calles o dándoles el cierre, somos los que abrimos y cerramos el chiringuito, y qué bien nos sentimos cuando estiramos empapados de sudor, con el trabajo bien hecho, un par de metros más cerca de nuestro rival. Otro día más de cambio, una semana, otro mes. El cambio se convierte en rutina, el esfuerzo en placer. Cada vez mucho más rápido. Cada vez mucho más lejos. Cada vez mucho más cerca de conseguirlo. Hasta que un día...


Y eso que sentimos no lo voy a describir, porque es único. Si si alguien quiere sentirlo, que persiga la mejor versión de sí mismo. No hay otra manera.

domingo, 12 de julio de 2015

Crónica VII Travesía Bahía Playa Blanca 2015


La Travesía Bahía Playa Blanca iba a ser testigo de mi vuelta al mundo de las travesías. Con apenas unos pocos entrenamientos sabía que tocaba sufrir pero el objetivo era acumular metros y llegar lo mejor posible, me gusta romper el hielo con la cabeza.

Una hora antes de la salida ya estaba por la zona, ansioso por echarme al mar pero sin ninguna prisa por recibir los clásicos golpes de la montonera inicial. Muy buen rato previo saludando y hablando con buenos amigos que se habían acercado a animar, además de muchos reencuentros con nadadores que seguían al pie del cañón. Poco antes de las 11:00 me tiro al mar y doy un par de brazadas. Las sensaciones no son malas, pero 1500m dan para mucho. Cámara de llamada. Casi 250 nadadores. Primero sale el masculino y luego el femenino, así que asumo que a mitad del recorrido me empezarán a pasar como balas. Tranquilidad, da igual la posición. Brazada tras brazada, "yo puedo."

¡Salida a tope!
Foto de Miriam Herdel

Se da la salida. Me cuesta mucho coger el ritmo. No lo cojo. Me adelantan todos, no me encuentro cómodo a rebufo de nadie. Me siento asfixiado. No avanzo. "¿Qué cojones hago aquí?". Pero no me rindo. A por la primera boya. Giro. "Ahora tranquilo, busca un grupo y un ritmo cómodo." No tardo en encontrar a 2 o 3 nadadores y hacemos un pequeño grupo. Siempre voy detrás, luchando por no perderlos. Segunda boya. "Ves, no es tan difícil." Continúa la lucha. A veces me cuesta respirar, siempre voy cogiendo aire a una brazada. "Vamos, vamos..." Tercera boya, solo queda una y meta. De pronto me pasa una moto de agua. Otra. Otra. Son las chicas, ya me están pasando. Aguanto con el grupo. Veo la última boya. Decido aguantar y de ahí a la playa apretar. Así hago, giro la última boya y aprieto el ritmo. Intento ponerme detrás de alguna de las chicas pero me pasan y me descuelgan sobre la marcha, ¡vaya ritmo! Así que me emparejo con uno de los nadadores del grupo y llegamos juntos. "Al carajo, hecho."

Luciendo la fantasía "Blanco Pared"
Foto de Miriam Herdel

Estoy agotado muscularmente y algo asfixiado. Me repongo y me encuentro con la mayoría de nadadores que ya han llegado. He sufrido pero objetivo conseguido, 1500m para el bolsillo, ahora a seguir cogiendo forma. ¿La posición no hace falta decirla no? Mi madre siempre decía que lo importante es participar... Pero bueno, diré que casi entro en el top 200. ¿Bien no? Yo creo que sí.

En tierra firme más de media hora después...
Foto de Miriam Herdel

Poco más que decir de mi discreta actuación. La organización me pareció buena excepto por el excesivo show que montaban algunos de los speakers pertenecientes a una de las empresas colaboradoras, que no paraban de hacer publicidad sin ningún tipo de vaselina. Pero esta es una simple apreciación personal, a otros pudieron gustarles, pero a mí, sinceramente, no. Sin duda es de agradecer que las empresas apoyen el deporte, pero tengan elegancia, por favor.

Y aquí acaba la crónica de mi vuelta a las travesías. La idea es nadar el 9 de Agosto en la travesía de Puerto del Carmen, 1200m, para afrontar el sector de la natación en el Triatlón Club Náutico Arrecife, 15 de agosto, en las mejores condiciones posibles. ¡Así que a seguir mejorando! Me hartaré a decir que el ambiente que se crea en las travesías es de los mejores que he visto en el deporte, así que muy recomendable para todo al que le guste nadar.

sábado, 11 de julio de 2015

El día antes - VII Travesía Bahía de Playa Blanca

De nuevo me encuentro en Lanzarote, mi isla natal y habitual en épocas veraniegas. Tras una nueva visita a Miguel Carús, de Fisioterapia Mobilis en Teguise, estoy realizando ejercicios específicos de fortalecimiento muscular tanto para piernas como el cuadrado lumbar, donde puede estar el problema de mis recientes molestias en la zona de la cadera al correr. Nadando y en bicicleta no tengo molestias así que aprovecho para ir cogiendo ritmo en estas disciplinas esperando volver a correr la semana que viene. Hoy he hecho unos 41km en mi primera bicicleta de carretera, una BH Sphene montada en Shimano 105 que tendrá la responsabilidad de llevar todas mis ilusiones en este mundillo. Iré alternando con la BTT según el entreno que quiera hacer y lo que más me apetezca, así que será habitual verme recorriendo cada rincón de la isla a dos ruedas, un lujazo. Subiré fotos de la isla para que la conozcáis más profundamente, ya os digo yo que para practicar el ciclismo este lugar  es una maravilla. 

Esta fue la salida de hoy, acumulando km poco a poco.

Pero vamos a lo que nos concierne...

Mañana es la séptima edición de la Travesía Bahía Playa Blanca, 1500m, en la cual repito participación después de esquivar las medusas de la pasada edición. Este año parece que no tendremos ese problema así todos listos para el pistoletazo de salida a las 11:00 de la mañana en Playa Dorada. Aquí el recorrido:

¡Atención por dónde hay que pasar las boyas!

Es una travesía cómoda y preciosa, de mis favoritas de las que he disputado de la copa. No hay corriente y tanto en la salida como en la llegada el ambiente es fabuloso, además se puede pasar un día de playa cojonudo si el sol reina en el sur de Lanzarote, cosa que lleva haciendo toda la semana, y con mucha fuerza.

La recogida del dorsal se puede efectuar hoy en el PALEOLANZAROTE, situado al lado del Hotel Diamar, frente la Reducto en Arrecife, entre las 18:00 y las 20:00. También se podrá hacer mañana de 08.30 a 9.45 en la zona de meta junto al restaurante Brisa Marina, evidentemente en Playa Blanca. Mi consejo es ir hoy para evitar colas molestas a 1 hora de la salida. Con el DNI es suficiente. Se puede recoger el de otro nadador siempre que se haga una autorización firmada y con copia del DNI del nadador interesado (osea el que no va a buscar el dorsal!). Los padres de los menores participantes deben firmar el descargo de responsabilidad. Habrá guardarropa pero la organización no se hace responsable del contenido en los bolsos/mochilas, por ello recomiendan llevar lo indispensable.

Por mi parte la idea es acumular metros en el cuerpo sin exigirme más de la cuenta, no tengo intención de hacer un gran crono ni condiciones para hacerlo, en los entrenos que he hecho me he visto muy verde pero no como negarme a volver a disfrutar del gran ambiente que se genera en las travesías. !Muchas ganas de que llegue mañana!

miércoles, 1 de julio de 2015

Los retos del 2º semestre de 2015

Ya es julio. Esto indica que hemos pasado la primera mitad de año y nunca está de más hacer un breve balance antes de planificar el segundo semestre. 
Bienvenidos al julio de los Minions

Sin duda una locura esta primera mitad de año donde he pagado los impulsos del año pasado, pero creo que estos me han hecho madurar. La Disa Gran Canaria Maratón me asestó un golpe certero que fue rematado por la Rock 'n' Roll Madrid Maratón. Tranquilos, ya tengo claro que no es momento de hacer maratones, pero era lo que me apetecía y si tengo una máxima en la vida es que hacer lo que a uno le apetezca mientras pueda. La Transgrancanaria Starter estuvo de por medio, jaleando a mi amiga Vigi en esa segunda parte de carrera agónica. La subida al Teide puso la nota más aventurera de este período y la Carrera Popular San José sin duda la más... particular, por definirla de algún modo. Corriendo por Vegueta me puso a punto para Madrid y los 10km del Puerto terminaron de rematarme. Por último la fabulosa 24h Run, el broche de oro a 6 meses de altibajos, más bajos que altis. ¿Y ahora?

Cómo sufrí en Madrid macho...

La entrada que hice en diciembre sobre los retos de este año 2015 no estuvo muy desencaminada de lo que será este final de año, pero el cambio de mentalidad hace que los retos de diciembre se supriman y queden en pruebas mucho más cortas y explosivas. 

Empieza el verano con algunas travesías de la Copa de Aguas Abiertas de Lanzarote, cogiendo poco a poco el tono físico en el agua, nadando con el C.D. Nonadamos, con el fin de llegar lo mejor posible al Triatlón Club Náutico Arrecife. Dependiendo de las piernas me atreveré a meter alguna prueba trail de menos de 12-13km en medio pero la visita a Miguel Carús, de Fisioterapia Mobilis decidirá el calendario definitivo de julio y agosto.


Septiembre aparece como un mes de preparación clave para afrontar la LPA Night Run con garantías de reventar mi MMP en media maratón. A partir de ahí la idea es ir a por MMP en los 5K de la Carrera de El Corte Inglés y luego intentar batirla en los 5K de la 1/2 Maratón de Vecindario. Ya en diciembre puede que vaya a Lanzarote a por MMP de 10K, pero el precio de 25€ puede que me haga decantarme por posponerlo a los 10K de la Gran Canaria Maratón de 2016, de la cual aún no se sabe nada.

A correr rápido!
Foto de Miriam Herdel

En principio quiero acabar el año corriendo muy fuerte y cogiendo ritmo en las otras dos modalidades del triatlón, en el cual me gustaría centrarme en 2016. Entre medias me gustaría volver a participar en La Isleta Extreme, la San Silvestre de Arrecife y alguna más. Pero el tiempo dirá, que todas las semanas estoy revisando el calendario en busca de buenos retos.

Y hasta ahora esto es todo, brindemos por una segunda mitad de año con más cabeza y mejores resultados que la primera. Pondré todo de mi parte y si el físico responde puede que veamos al loco de Claudio Matos en buenas posiciones con la cámara en la mano. Quién sabe... ¡el domingo pasado subí a un podio!