domingo, 12 de abril de 2015

Crónica Corriendo por Vegueta 2015


Anoche se disputó en Las Palmas de Gran Canaria la tercera edición de Corriendo por Vegueta, una carrera divertida y familiar, ideal para iniciarse en el running en su modalidad de 5K Experience (4,7km), o directamente en la 10K Experience (9,4km). El circuito fue duro, un continuo sube y baja que, unido al zigzagueo, provocó que muchos de los que salieron a tope acabaran petando. Aquí empieza mi crónica personal, ¡allá vamos!

Llegué antes de la salida del 5000m, quería entrar en "calor runner" lo antes posible para no agobiarme pensando si la rodilla me dolería o no durante la carrera. En una semana solo había ido un día a correr, empezando ese molesto dolor sobre al 4km, así que era toda una incertidumbre que llevaba días preocupándome. Cuando se dio la salida de la modalidad corta, empecé a sentir un cosquilleo en la rodilla, sentía que me iba a doler nada más salir, como ya ocurrió en la LPA Night Run 2013, estaba realmente nervioso y la impotencia de estar allí y no poder darlo todo empezaba a invadirme. Mantuve la calma como pude, descargué tensiones y algo más en el baño, me puse la camiseta de faena y empecé a calentar. Tardé media vida en cruzar de la Plaza de Santa Ana al otro lado, un amable caballero de la organización, con muy buenas palabras, me indicó que no podía pasar por uno de accesos precintados, como veía que todos hacían, no sé si habrá encontrado aún todos los papeles que perdió anoche... Pero solo fue un punto negro del excepcional trato humano por parte de los demás miembros de la organización y voluntariado con los que traté, sin duda de lo mejor de la carrera. Ya con la GoPro en la mano, fui a situarme en la salida donde no se veía el final de todos los participantes que habían, encendí la cámara y empezó la cuenta atrás.

Esa gente buena preparada parada para los 10K

3... 2... 1... LET'S GO!!! Se veía mucho runner lento situado más adelante de lo que debiera, yo estaba en la mitad trasera de la salida, pensando llevar ritmos entre 5:30-6:00 min/km en la primera vuelta. Como si no me conociera, a cada paso iba más y más rápido, aunque me encontraba cómodo y la rodilla iba como la seda. Me encontré con Ciro durante esa primera vuelta, siempre son muy agradables esas frases de ánimo mutuo, nos deseamos suerte y seguimos cada uno con nuestra carrera. El ambiente era fantástico, con tanta participación nunca te encontrabas solo a pesar del poco público en las zonas más alejadas a la catedral, una delicia. No miré el tiempo al paso por la primera vuelta, no sabía a cuanto iba pero sentía que iba cómodo y la rodilla no daba señales así que todo iba bien, demasiado bien. Esa segunda vuelta no grabé tanto como la primera, me concentré en mis sensaciones que estaban siendo muy favorables, el cansancio iba apareciendo pero mientras me aguantara la rodilla pretendía aguantar el ritmo, que por la cantidad de runners que iba adelantando parecía ser bastante bueno. Una vez pasé por el arco de meta por segunda vez solo quedaba restar, ya estaba superada la mitad de la carrera, pero aún quedaba lo duro.

Al paso por la 3ª vuelta, 1 para meta!
Foto de mi fotógrafa oficial

Miguel Carús, de Fisioterapia Mobilis, me había dicho que una de las causas de las molestias en la rodilla se debían a la debilidad de la cadera cuando mis piernas se encuentran cansadas (o algo así...), así que esta segunda parte de carrera era muy importante de cara a las expectativas que me voy creando para la Maratón de Madrid. El cansancio iba en aumento pero las piernas seguían respondiendo con fluidez, así que mantenía el ritmo. Me sentía fuerte en las cuestas y ágil en las bajadas, controlando siempre las piernas para evitar movimientos bruscos y así evitar que la rodilla sufriera más de lo que ya estaba sufriendo con tanto sube y baja. Matías Ojeda, primer clasificado, me adelantó en esa vuelta a una velocidad bestial; seguido de Fran Cabrera, segundo a pocos segundos, dejándose la piel en ese último kilómetro; y por último, Rafael Suárez, que ocuparía ese último cajón del podio. Pasé esa tercera vuelta y empecé la última bloqueando todos mis pensamientos de cansancio, dejando ir las piernas que la misma alegría con la que empezaron la prueba, sin rastro de las molestias en la rodilla. Cogí la GoPro y presenté el vídeo (como lectores de la crónica ya os adelanto el inicio del vídeo), una vez acabado el monologo apagué la cámara y me concentré en mantener el control sobre mi zancada y el ritmo. Los metros iban pasando y la llegada estaba cada vez más cerca, me sentía muy contento por no haber sentido dolor en toda la carrera y sabía que ya en ese último kilómetro de la cuarta vuelta no iba a aparecer. Una vez vi a lo lejos la curva a la izquierda, que daba a la cuesta anterior a la meta, aumenté el ritmo dejándome todo lo que me quedaba en esos últimos metros. Y así llegué a meta, sin dolor en la rodilla y en un tiempo espectacular de 43:55 (ritmo medio de 04:40 min/km), impensable antes de la carrera. 

Entrando a meta, por fin!
Foto de mi fotógrafa oficial

Pletórico de alegría. El objetivo era correr sin dolor, y así fue. El tiempo fue increíble, las sensaciones espectaculares y ahora miro a Madrid con muchísimo más optimismo. El avituallamiento postcarrera cumplió con creces (cómo sabe la fruta y el Aquarius después de una carrera), el trato humano fue fantástico y la organización cumplió con las expectativas. Es cierto que al no haber cajones de salida esta es un poco caótica siendo además cuesta abajo, que el desnivel es importante y que la distancia finalmente no fue exacta (cosa que la organización no puede solventar si se les comunica el cambio a 3 días). Pero Vegueta es así, no se puede sacar mucho más de lo que se saca para hacer esta carrera, que cada año que supera. Eso sí, el año que viene queremos un speaker más animado!

Cuando las cosas salen bien, no se puede disimular la alegría

Y aquí acaba la crónica, GRACIAS a la organización por haberme dado la oportunidad de participar, a los voluntarios por su fantástica labor, a todos los que me reconocieron y me sacaron una tímida sonrisa y a ti por leer esta crónica!! Pronto subiré el video!!

6 comentarios:

  1. Enhorabuena por la carrera Claudio! El circuito era muy duro y exigente, pero eso quiere decir que la rodilla va por buen camino. Es para estar muy contento, aunque no te confíes ni te despistes, sigue fortaleciéndola con cuidado. Un saludo y mucha fuerza en tu preparación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose!! La verdad es que es un gran paso adelante pero como dices seguiré con mucho cuidado, no tengo kilómetros en las piernas para hacer una maratón la semana que viene pero con cabeza puedo llegar. Un saludo y nos veremos en la próxima!!

      Eliminar
  2. Bien, una entrada en la que se lee alegría, esa son las buenas. Ahora a seguir trabajando con cabeza.

    Ah, y enhorabuena, porque la marca es muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me tocaba una alegría!! El optimismo ha vuelto, ha seguir mejorando.

      Gracias Sergio! Totalmente inesperada esa marca!

      Eliminar
  3. Menuda marca para como estás entrenando....juventud divino tesoro...ánimo en tu camino a Madrid y tómate con mucha calma la carrera....un abrazo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo me lo explico, debe de ser eso!! Ya no queda nada, si esta semana sale bien la carrera, con cabeza, saldrá mejor que bien. Gracias Quique, un abrazo!!

      Eliminar