sábado, 7 de marzo de 2015

Crónica: The North Face Transgrancanaria Starter (32km) 2015

Se dice que uno no elige a su familia, pero si yo tuviera esa opción elegiría la que tengo, porque no hay nada mejor.



Eran las 04:00 de la mañana cuando el primer despertador sonó, lo apagué y cerré los ojos para volver a abrirlos y levantarme al sonar el segundo. Cosa que no pasó. A las 06:00 mi reloj biológico me dio una bofetada, miré el reloj y mi pulso se aceleró. No podía ser. La guagua de la organización salía a las 05:30. Volví a mirar la hora. 06:00. La había perdido. ¿Y ahora? [...]

A las 08:00 en punto se dio la salida en Tunte a la modalidad Starter de 32km, junto a mi amiga Vigi chocamos las manos e iniciamos caminando la primera subida de la carrera que sería dentro del pueblo. Después de esta, el asfalto se convirtió en tierra, con ello empezamos las zancadas, la carrera será larga así que el paso no es ligero, reservando. Al poco de empezar nos enfrentamos a la subida más dura de la modalidad, un eterno zig zag amenizado por un maravilloso grupito de gente que animaba en lo alto. A partir de ahí todo era bajada exceptuando algún repecho suave.

Esto había que ponerlo!

La rodilla empezó a molestarme sobre el kilómetro 5, las alarmas saltaron, ¿abandono? ¿fuerzo? ¿y si empeora?... todas estas preguntas quedaron en el aire mientras me concentraba en modificar mi zancada para minimizar el dolor, que despareció a partir de empezar un largo y técnico descenso, que crispó los nervios de más de un runner que veía que no se acababa nunca. La rodilla no daría más problemas el resto de la carrera.

Rodillita buena, rodillita buena...

[...] Cogí el móvil y llamé a mi compañera de faenas Vigi, igual aún no la habían llevado y podían recogerme. Llamada perdida. Otra. Y otra. Desisto y asimilo la gran cagada, me quedo en casa, iré a la avenida y me haré una tirada larga para reflexionar. Claudio qué coño has hecho. Entonces Vigi me llama. [...]

1er avituallamiento, Arteara, mis ánimos están por las nubes, así que bromeo preguntando por la meta, risas y a comer algo. Era el kilómetro 14. Me encuentro a uno de mis héroes de la Gran Canaria Maratón, un placer verle! La speaker nos da instrucciones en inglés hasta que se da cuenta que somos españoles, bromeamos y se decide a entrevistarnos, entre esto y la portada en la noticia de la Trangrancanaria en Lanzarotedeportiva ya nos creemos celebrities. Decimos 4 boberías y seguimos nuestro camino, A Vigi le están saliendo llagas en los pies...

[...] Ya van por Arteara. Es el fin. Me insiste en que busque alguna vía, por ejemplo un taxi. Me resigno, no pienso dejarme la paga semanal en un taxi a Tunte, que hay que comer. Entonces me acuerdo que mi primo Víctor se había ofrecido a llevarme. Son las 06:00, estará durmiendo. Pienso en llamarlo. Joder menuda putada llamar a esta hora para pedirle este favor. ¿Qué hago? Miro su número durante un minuto, en completo silencio. Le doy a llamada. [...]

El correr/caminar cada vez es más caminar/correr, por orden de frecuencia. El calor empieza a apretar, la calima aumenta la sensación de asfixia, Vigi está al borde de la pájara, la animo, se toma un segundo gel, caminamos un poco... Nada, ya le cuesta correr así que caminamos, tiene mucho calor, y con razón. Delante y detrás apenas vemos a nadie, siempre las mismas personas, caminando más que corriendo, cayendo como moscas. Animo a Vigi a refrescarse la cabeza, lo hace y ayuda un poco, pero no es suficiente. A partir de ahí la carrera se le haría muy larga. 

Calor + calima = MAL

Poco a poco se le va pasando la pájara, podemos correr un poco, se anima y empieza a hablar. Buena señal. Pero no le dura mucho y vuelve a apagarse. Estamos a pocos kilómetros del segundo avituallamiento en La Machacadora, ella se esfuerza todo lo que puede y llegamos. Se sienta un rato mientras yo le mojo la gorra, le refresco el cuello y come gominolas, parece que mejora. Yo no corro por mí, estoy pendiente de ella en todo momento, está sufriendo pero la carrera ya la tiene casi hecha, no quiero que piense en rendirse. Volvemos al camino, 8 para meta nos dicen, al parecer serán 33km en lugar de 32, a ver quien la anima ahora...

A 8km de meta, vamos vamos...

[...] "¿Sí?" dice Víctor al coger la llamada, le pido el favor más grande que nunca he pedido y accede. Mi héroe. Se pega una paliza de coche para recogerme, no sé como agradecérselo, subo e iniciamos el trayecto hacia Tunte. Queda poco más de una hora para la salida. ¿Será suficiente?. El trafico nos respeta y llego a 15 minutos del pistoletazo. Le doy las gracias, me suena insuficiente pero tengo que ir a la salida, justo a tiempo. Sin él no hubiera participado, ni estaría escribiendo esta crónica, ni habría vídeo... todo esto es gracias a ti primo, te debo una.

El último tramo es llano, al principio por un barranco, y luego bajo unos puentes que no acaban nunca. Vigi está sufriendo como nunca, el cuerpo le pide parar pero el corazón le insiste en dar una zancada más, y yo la animo a que en vez de una sean dos, y tres... Superamos esa tortura, con muchas dificultades entramos en avenida, esquivando turistas el reto está a punto de cumplirse, pero Vigi ni siente ni padece, bueno esto último sí. De pronto las señales del recorrido se meten en la playa, Vigi grita que no va a meterse por ahí, que no puede más, cabreada con todo. Yo me enfado más, y un hombre que la oyó también grita lo mismo que yo, "pero si ya la tienes hecha, no puedes rendirte ahora". A regañadientes sigue caminando por la arena, por suerte es un tramo corto y volvemos a la avenida, que parece no acabar. Bordeamos el faro siguiendo eso de correr y caminar, desde la entrada en la avenida el orden de frecuencia es ese, aunque ella está al límite. Y tras un giro a la derecha, se ve la meta.

Cada vez está más cerca, Cristina Pedroche acaba de adelantarnos con cara de haber sufrido lo suyo, aunque se reserva una bala para la llegada, que le falta la entrevista y las fotos. Nosotros seguimos a lo nuestro, rodeamos la rotonda y vemos que aún nos queda un poco más. Da igual, está hecho, Vigi empieza a creérselo, lo va a conseguir, se va emocionando. Giramos y vemos la meta al fondo. Yo también me estoy emocionando, después de verla sufrir tanto por fin veo que sonríe, ha merecido la pena. Recta de meta, pasamos la última alfombra de chip, subimos la pequeña cuesta y cruzamos la meta. Momento muy emocionante, se le saltan las lágrimas, lo ha conseguido, y yo encantado de ser partícipe de ello.

Por este momento, todo mereció la pena. Te lo mereces campeona.

Medalla para cada uno y a relajarse, estiramos y me voy a que me den un masaje. No serían fisioterapeutas pero como masajistas era la leche, para qué más, me quedé encantado con el trato y salí como una rosa, y como yo otros tantos. Pude comprobar que la organización de esta carrera es fantástica, yo solo añadiría un servicio de guardarropa en cada salida y que los bolsos se pudieran recoger en meta, sería algo de gran utilidad. Pude ver a una gran cantidad de élites como Anton Kupricka, Zaid Ait Malek o la increíble Nuria Picas. El fenomenal speaker Depa hacia sus funciones a la perfección y Cristina Pedroche consiguió su objetivo deportivo, aunque la gente quería una foto con ella solo por salir en la tele, esto es así.

Y hasta aquí la crónica de la carrera. De nuevo gracias a mi primo por el enorme favor, sin él esto no habría sido posible. Felicidades a Vigi por conseguir esa sufrida medalla de finisher, la próxima irá mejor, seguro. Y felicidades a la organización, carrera 100% recomendable. Y como dije los 33km van directos a IWOPI, que no cuesta nada.

Gracias por leer y atentos a mi canal de youtube que el vídeo promete!

10 comentarios:

  1. De nada primo, cuando quieras nos hacemos otro tramazo (pero avisa el día antes) XD.
    Felicidades por la carrera que era para disfrutar y lo has hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima vez nos hacemos una rutilla caminando por ahí, gracias de nuevo y un abrazo!!

      Eliminar
  2. Impresionante...Felicidades a ti y a Vigi por tal esfuerzo, por cierto mis hermanos y mis primos tambien participaron en el Trans...

    ResponderEliminar
  3. Que grandeees. Se me han caído hasta la lagrimilla. Enhorabuenaaa
    Saludos desde valencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado!!! Muchísimas gracias por pasarte por el blog!!! Saludos

      Eliminar
  4. Que alegría encontrar vuestro post en el FB de la TransGrancanaria..
    Soy una de esas almas en pena que compartió con vosotros (unos metros por delante.. o por detrás) los ultimos km de la carrera. Cuando ibais por delante, con vuestro color amarillo, me animásteis a no parar y seguiros.. aunque al final nos pasara Cristina Pedroche casi al final (pese a los gritos de algunos voluntarios cuando salíamos del lecho seco del río animandonos diciendo que aún no había pasado!).
    En el ultimo tramo de arena antes de ExpoMeloneras me pasásteis porque estaba con la bajona de que me acabara de pasar hacía unos metros la famosa... Os agradezco los ánimos en ese momento, aunque ya me arrastré hasta la meta y llegué un minutillo o dos detrás de vosotros.
    Lo dicho.. me ha hecho ilusión leer vuestra historia y vuestras emociones... que son las de casi todos los que participamos en estas carreras.
    Un abrazo
    nota: pensé que me vería en algún momento del vídeo! jejeje.. porque estuve cerca toda la carrera.. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te ayudáramos con nuestros ánimos, lo bonito del running es que todos ganamos lleguemos cuando lleguemos!!

      Felicidades a ti por llegar, muchísimas gracias por tu comentario, me alegra un montón leer opiniones como la tuya cargadas de emoción!! y una pena que no salieras en el vídeo final, en la próxima si me reconoces me avisas y te saco seguro, pero que quede entre nosotros jejejeje

      Un abrazo enorme y nos vemos en la siguiente!!

      Eliminar
  5. Enormes, que grandes!!!! Muchísimas felicidades! !!

    ResponderEliminar