martes, 6 de enero de 2015

Correr y comer se parecen demasiado

"Navidad, Navidad, DULCE Navidad." Con canciones así cumplir un plan de entrenamiento para alguien a quien le encanta tanto comer como a mí es casi misión imposible. Durante estas vacaciones en Lanzarote podría contar los entrenamientos con los dedos de ambas manos, muy pocos dado que estas eran las semanas de mayor carga de kilómetros, dudo que haya llegado a la mitad de lo que debería haber hecho lo cual es una inadmisible falta de seriedad a menos de 20 días de la Disa Gran Canaria Maratón, pero qué queréis que haga si me encanta el buen comer!


Te envidio Adam Richman...

De nada vale lamentarse, afrontaré mi segunda maratón con una preparación muy inferior a la que tuve para Tenerife, pero no voy a renunciar a ese sub-4h, es el objetivo esté como esté, llevaré la GoPro para hacer un video chulo y colgarlo en mi canal de Youtube, me encanta ver contenido de ese tipo por las redes y la idea de crearlo yo mismo me motiva a no decaer en la idea de hacer un buen papel el próximo 25 de enero. Procuraré que el hecho de estar pendiente de documentar todos mis progresos y carreras no afecte negativamente a mi disfrute que al fin de al cabo es la razón por la que hago deporte, porque lo paso de puta madre, así que si me veis corriendo con la GoPro en la mano a un ritmo inferior al que suelo llevar tened claro que al menos estaré disfrutando como un enano (un enano algo alto).

Y estas son las novedades, solo escribo para decir que sigo con el plan de entrenamiento como puedo, que me he hartado a comer y hacer vida social estas Navidades, que ya me hacía falta, y que vuelvo a Gran Canaria mañana con muchas ganas de cumplir con los entrenamientos lo poco que queda para la carrera. A ponerse las pilas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario