domingo, 30 de noviembre de 2014

Crónica 1/2 Maratón Memorial Alcalde Camilo Sánchez 2014


Suena el despertador a las 6 de la mañana, exactamente a la misma hora que hace dos semanas en Tenerife pero esta vez el reto es una nueva media maratón, sin presión ninguna y con la tranquilidad del que va a hacer una tirada larga con mucha gente. Así me levanto y me dirijo a coger la guagua con mi amigo y compañero de fatigas Luis Manzano (que se luciría en sus primeros 21,097km), después de dejarnos los ojos, el riñón y algo más en el trayecto aparecimos en Vecindario con un sol radiante y ni 1 km/h de viento... prometedor asadero... y en este hermoso pueblo se dio cita la 1/2 Maratón Memorial Alcalde Camilo Sánchez, con un nombre tan largo como luego se me haría la carrera nos fuimos a prepararnos para la batalla con todo el tiempo del mundo.

Sobre las 09:00 y ya así de caluroso se presentaba el día...
Foto de Luis Manzano

Desde un primer momento me sorprendió la ordenada organización de la prueba, carteles por todos lados no dejaban lugar a duda, pero me llamó la atención una carpa dividida por una lona que hacía la labor de vestuarios (cutre pero eficaz) y allí fue donde nos cambiamos. Luego fuimos a dejar las mochilas al guardarropa, habían dos personas completamente saturadas entre tanto bolso y la cola cada vez era mayor, después de unos 10 minutos nos tocó y ya estábamos preparados para la carrera, la cola que dejamos atrás era inmensa. Divisamos a lo lejos los baños pero decenas de runners con la vejiga llena copaban la lista de espera de dos tristes servicios, fuimos a una cafetería y allí descargamos, todo listo! Un calentamiento suave y a línea de salida, cajones bien organizados aunque no era difícil poder haberse colado en cualquiera de ellos... nos deseamos suerte y convenimos correr juntos para que la carrera se hiciera entretenida, así fue...

A la derecha de la imagen empezando a darle caña al asunto
Foto de la organización
Mal momento para cerrar los ojos...
Foto de Zaplayeras

¡SALIDA! Apenas tardamos unos segundos en cruzar el arco de salida, cronómetro en marcha y a hacerse sitio entre los runners más lentos que se habían puesto por delante de nosotros, había también muchos galgos de 5 y 10 kilómetros adelantando por donde podían, quizás salir todos juntos no sea lo más cómodo para ninguna de las categorías... Luis y yo nos dejamos llevar un poco por el resto de runners bajando de 05:00 min/km durante los primeros kilómetros, hasta que conseguimos estabilizarlo un poco reprimiendo esas ganas de volar. No me encontraba fresco pero las piernas respondían, sobre el kilómetro 5 me encontraba extrañamente cansado pero me recuperé bien tras bajar la última cuesta antes de enfilar la larguísima recta de meta. Los puntos kilométricos estaban señalizados y bien visibles lo que hacía muy cómodo el cálculo del ritmo con el cronómetro, siempre cercanos a 05:00 min/km hasta que pasamos la primera vuelta, ahí es cuando empezaba nuestra carrera.

Tirando del grupo con fuerza!
Foto de la organización

Tenía claro que estaba corriendo más rápido de lo que podía, "macho tu ibas a hacer 01:50 - 01:55, qué haces yendo a este ritmo" pero los ánimos de mi compañero podían con mis racionalidad y le mantuve el paso, él iba mucho más fresco que yo pero procuré no bajar el ritmo para no ralentizarle, "1km menos para meta", "vamos vamos", eran frases de ánimo que iban sucediéndose en la segunda parte de la carrera, me costaba mantener la zancada pero pude aguantar las cuestas más duras, ya solo quedaba la cómoda bajada y la interminable recta de meta.

Jodido pero contento, expresión de esfuerzo y gesto de aprobación, gran foto!
Foto de Alejandro Ramos

Íbamos por debajo del 05:00 km/min, la velocidad iba in crescendo, habíamos recuperado el tiempo perdido en los kilómetros protagonizamos por el desnivel positivo, ahora era una recta, solo eso y una pequeña cuesta final. No podía aguantar el ritmo, Luis me insistía de que sí que podía pero cómo dolían las piernas, poco a poco iba alejándose pero lo tuve a unos pocos metros hasta que vimos el arco de meta. Desgraciadamente para nuestros intereses ahí no acababa la carrera sino que pasaba de largo para hacer 500m bajando una cuesta y 500m subiéndola, ahí terminé por descolgarme de mi compañero y traté de hacer el último kilómetro con la mayor dignidad posible, en ningún caso iba lento pero qué largo se hizo ese final. Vuelta de 180º y 500m hasta meta, traté de dar el resto pero ya qué más daba un par de segundos más o menos... ni siquiera miré el cronómetro hasta estar a unos metros de la meta: 01:44:50... 01:44:51... un sprint y bajo de 01:45:00!! Aumenté el ritmo esos metros finales pero ya era demasiado tarde, finalmente 01:45:10, prácticamente clavando el 05:00 min/km de media y a tan solo 47" de mi compañero Luis que hizo buena su frescura de piernas para lucirse con un tercer puesto en nuestra categoría Promesa, yo me conformé con la medalla de chocolate pero qué bien me supo...


Sonrientes después de llegar a meta, el muy cabrón me apretó las tuercas!
Foto de Luis Manzano

Con el fenónemo de Abraham, finishers de la I Maratón Internacional de Tenerife hace dos semanas!
Foto de Luis Manzano

Y tras la extensísima entrega de trofeos y la desilusión de que no me tocara nada en el sorteo final, acabó el evento, muy buena organización en general. Con respecto a la bolsa del corredor, que no la he mencionado, fue muy simple aunque pusieron una esponja que hubiera sido mejor que estuviera en medio del recorrido y no ahí, por otro lado la recogida de dorsal fue correcta. Lo que sí agradecí era esos baldes de agua en medio del circuito que sirvieron para mojar mi gorra en más de una ocasión y así vencer al sol abrasador, gran idea. Para nada me arrepiento de haber participado en esta carrera, me ha gustado su recorrido aunque pueda parecer monótono tiene su atractivo, la organización muy buena aunque hay que mejorar ese guardarropa y los baños, además la entrega de trofeos duró demasiado y hasta los propios ganadores se cansaban de subir tanto al podio a recoger trofeos, obsequios y sacarse fotos. ¿Nos vemos el año que viene? Difícil. Después de la prueba Luis y yo estuvimos esperando la guagua UNA HORA Y MEDIA, casi el tiempo que empleamos en correr... esto me ha enseñado a no depender del transporte público para ir a ninguna prueba porque no hay nada peor que dejarse casi 8€ en ir y venir de Vecindario esperando en la parada tanto rato, insufrible... pero esto no es culpa del organizador aunque tampoco se le puede hacer oídos sordos a la facilidad de acceso al pueblo el día de la prueba. Definitivamente recomiendo participar el 29 de noviembre de 2015 en la 1/2 Maratón Memorial Alcalde Camilo Sánchez, una buena prueba para sufrir y suficientemente bien organizada, aunque el año que viene el detalle de poner un día de recogida de dorsal en la capital captaría una buena cantidad de runners, es mi consejo!

Aquí los tiempos de mi compañero Luis, idénticos a los míos excepto en los 2 últimos kilómetros que hay que sumarle algunos segundos...






¿Y ahora qué? Pues se acabaron los dorsales por este año, probablemente; mañana mismo empiezo las 8 semanas de preparación para la Disa Gran Canaria Maratón, mi segunda maratón, estoy en un momento de forma bastante bueno que me servirá de base en estas primeras semanas de entrenamiento, a ver cómo responde el cuerpo y espero no tener que sacrificar muchos turrones!


PD: Subiré fotos según las vaya encontrando que alguna me sacaron corriendo, lo juro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario